El Real Madrid tuvo vendido a James Rodríguez el 31 de agosto 

stop

Las negociaciones 'in extremis' salen a la luz

James Rodríguez frente al RCD Espanyol | EFE

11 de octubre de 2016 (17:54 CET)

Frenó en seco. El culebrón del Real Madrid y James Rodríguez ha sido uno de los más largos e intensos de este verano. La superpoblación en el centro del campo, provocó que Zinedine Zidane tuviera que señalar a algún futbolista para poner en el escaparate. De hecho, el técnico galo tuvo pocas dudas, ya que tiene varias piezas intocables. Por ello, los escogidos fueron James Rodríguez e Isco Alarcón. Finalmente, llegó la hora de bajar la persiana y ambos futbolistas se quedaron a las órdenes de Zizou. La oferta perfecta no llegó.

Ahora, pasado un mes, sale a la luz un nuevo capítulo del cuento entre James y el Madrid. Según desvela La Gazzeta, el último día del mercado de fichajes estival fue más que intenso para el club blanco. El medio destapa que la entidad merengue dio el 'sí' al traspaso del colombiano al Inter. El diario italiano ha explicado que tras varias conversaciones durante el mes de agosto entre los representantes de ambos clubes, finalmente los madridistas dieron el aprobado el día 31 de agosto por el cafetero.

El 'no' rotundo de James

La oferta real no pasaba de 40 millones de euros fijos más variables, por lo que de primeras el Madrid se negó. Sin embargo, in extremis y bajo la presión del cuerpo técnico, la cúpula directiva aceptó y se iba a deshacer del centrocampista. En este momento, James se negó. El futbolista no quería marcharse del cuadro blanco y, menos, a un equipo que no fuera de la Premier League. De hecho, tras el partido frente al Espanyol, el propio Rodríguez admitió que el Inter le quiso: "Me quisieron, pero yo tenía claro que quería quedarme aquí", declaró sin tapujos el jugador.

La realidad para James es que llegó al Madrid en 2014 procedente del Mónaco, tras un traspaso de 80 millones de euros. Sin embargo, la fortuna no le vino de cara y no ha conseguido sacar su mejor versión en los últimos meses. Aun así, el colombiano no quiso bajar los brazos y regresó de las vacaciones estivales con la idea de reconquistar a Zidane. Conocedor de que estaba en la palestra, el cafetero ha luchado para hacerse un hueco en el once merengue.

Tras mucho remar, James ha conseguido ganar protagonismo en el equipo de Zizou, aunque no consigue quitarse el foco de atención de encima. Con la última lesión muscular de grado 1 sufrida en el calentamiento del partido ante el Éibar, la llama se ha vuelto a encender. Las ofertas por el crack parece que volverán a llamar a Florentino Pérez en enero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad