El Real Madrid trabaja la final de la Champions en los despachos

stop

Florentino Pérez utiliza su influencia para ganarse los favores de la UEFA

Mijatovic, Figo, Infantino, Capello y Mourinho

05 de mayo de 2016 (13:15 CET)

El Real Madrid, sin ningún tipo de alardes ni un fútbol seductor, ya está en la final de la Champions tras eliminar a tres rivales de perfil bajo: la Roma, el Wolfsburgo y el Manchester City. El sueño de la Undécima ilusiona al madridismo y premia la discreción y el trabajo en la sombra de Florentino Pérez, posiblemente el dirigente más temido del fútbol español.

Florentino ha sabido mover muy bien los hilos durante esta temporada.  Con la cúpula de la UEFA tiene una buena relación y en las pasadas elecciones de la FIFA apoyó a Gianni Infantino, el candidato ganador.

El himno de la Champions

El Madrid, a diferencia del Barça, nunca se ha enfrentado a la UEFA. En el Bernabéu nunca se ha pitado el himno de la Champions ni el club blanco ha entrado en batallas legales con el máximo organismo continental por temas políticos.

La UEFA, por su parte, siempre ha tratado bien al Real Madrid. Sobre todo, en los sorteos de Nyon. En el campo, el equipo blanco siempre ha contado con arbitrajes favorables. Contra el City, a Lucas Vázquez le perdonaron la expulsión y el árbitro ignoró un penalti en el área madridista.

El Madrid también espera un trato favorable en la final de Milán contra el Atlético.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad