El Real Madrid que Zidane pidió (y no tendrá)

stop

Florentino Pérez negó al conquistador de la Undécima todos los fichajes que le reclamó

El Chelsea mete a un jugador del Real Madrid en la negociación por Morata  | EFE

30 de agosto de 2016 (21:22 CET)

Ni una sola concesión. Así es como Florentino Pérez agradece a Zinedine Zidane la conquista de la undécima Champions en la historia del Real Madrid. Así es cómo se puede empezar a entender que tantos y tantos entrenadores salgan mal y disgustados del club que reina en Europa. Zizou cumplió y pidió un nuevo Real Madrid a Florentino. Un Madrid que no tendrá.

El club blanco solo se ha reforzado con un fichaje este verano, y estaba impuesto: el de Álvaro Morata. Zidane era partidario de venderlo para poder fichar a un delantero mejor que rivalizase con Benzema, pero Florentino dijo "no". Además, se han incorporado otros tres jugadores al equipo: Marco Asensio, Fabio Coentrao y Mariano. Aquí, el francés sí que ha tenido algo que decir. Poco, pero ha dado el visto bueno a su incorporación.

Sin embargo, Zidane ha visto como una y otra vez le han negado los fichajes que ha pedido. Intentaba aparentar tranquilidad en las primeras ruedas de prensa de agosto –"Aún quedan días para que acabe el mercado de fichajes, hay tiempo hasta el 31 de agosto"–, pero lo cierto es que veía el tiempo pasar sin novedades en el frente.

Ni Pogba, ni Alaba

Pidió, y lo llamó personalmente, el fichaje de Paul Pogba. "Demasiado caro", dijo Florentino. Algo similar ha ocurrido con el otro gran deseado: David Álaba. En este caso, Florentino estaba dispuesto a pagar porque el precio de mercado del jugador era más razonable, pero no ha querido tirar la casa por la ventana. El Bayern no ha cedido. Y el jugador tampoco.

Eden Hazard también fue una petición expresa de Zidane, prácticamente desde que se hizo cargo del banquillo. Su llegada implicaba una o dos salidas que el técnico pidió a Florentino: James Rodríguez e Isco Alarcón. El presidente blanco tampoco ha cumplido con las ventas. Finalmente, Zizou se olvidó de Hazard al comprobar el buen rendimiento de Asensio.

Tampoco llegó Marco Verratti, la alternativa a Pogba para el centro del campo. El jugador dijo "no" al Madrid porque una vez más, ni le prometieron minutos ni estuvieron dispuestos a realizar un gran desembolso –ni salarial ni en el traspaso– por él.

Ni delantero, ni suplente de Casemiro

¿Y los delanteros? Zidane puso una alternativa a Morata para competir con Benzema: Pierre Aubameyang. "Demasiado caro", volvió a decir Florentino cuando se filtró que la operación costaría 100 millones de euros. Floro prefería a Robert Lewandowski, que además de ser más caro, suponía sentar a Benzema. Demasiado para Zizou, que aun confía en su compatriota.

Solo queda una última carta sobre la mesa. Llevan días tras Moussa Sissoko como alternativa para dar descanso a Casemiro en el pivote defensivo. Pero el del Newcastle se resiste. Ahora se rumorean otras dos vías, sorprendentes: Touré Yayá y Bastian Schweinsteiger. Florentino tiene un día para conceder el pequeño capricho que le queda a Zidane, que no tendrá el equipo que realmente quería. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad