El Real Madrid investigó a Mourinho

stop

El club desconfiaba de las informaciones explicadas por el técnico y su entorno

La propuesta de Florentino Pérez a José Mourinho | EFE

20 de marzo de 2016 (22:00 CET)

Ver para creer. El Real Madrid ha investigado a José Mourinho en los últimos meses. La necesidad de dar un giro radical a la situación del equipo llevó a los dirigentes de Concha Espina a confirmar las palabras que el técnico y su entorno les vendían. No se fiaban de la existencia de un precontrato con el Manchester United. Llegaron a pensar que todo eran excusas para no volver al Bernabéu.

El regreso de Mourinho al banquillo del Real Madrid es una de las obsesiones de Florentino Pérez. Es el único técnico, en los últimos años, que ha plantado cara a los jugadores y ha gestionado el vestuario con rigidez, a pesar de que perdió el control en los últimos meses. Tras la salida del técnico en 2013, Florentino lo ha tentado en diversas ocasiones. La respuesta siempre ha sido la misma. Dirigentes blancos incluso trataron de negociar un contrato con el agente del entrenador, Jorge Mendes, pero también dio largas.

Miedo a perder contra rivales con menos recursos

El Real Madrid, según El País, incluso "investigó con detenimiento la situación exacta de Mourinho". "El resultado fue la confirmación de que sus derechos pertenecen al United desde febrero", explica la información. Don José, realmente, ha encontrado en el Manchester la oportunidad de su vida y la excusa perfecta para retrasar el regreso a Madrid (si es que llega algún día). El técnico argumenta que el Real está "mediatizado por decisiones políticas, que su relación con la prensa es pésima" y que no volverá mientras Pepe, Marcelo, Cristiano y Ramos sigan.

Las investigaciones del Madrid han dado un paso más. Fuentes cercanas al técnico deslizan que Mourinho tiene mucho respeto a la Liga. No porque sus equipos sean más poderosos que en la Premier, sino porque un pinchazo en España, donde los entrenadores tiene fama de hacer grandes cosas con los modestos, retrata a cualquiera. En Inglaterra, sin embargo, caer ante equipos de grandes presupuestos, no es tan peligroso para su prestigio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad