El Real Madrid espía al mismo jugador que el Barça 

stop

Azulgranas y merengues deberán competir con los grandes 

Real Madrid y Barça, antes del último clásico

27 de octubre de 2016 (18:14 CET)

La perla más preciada. El radar de los grandes clubes europeos no frena durante todo el año. Aunque la campaña de fichajes se mantenga con la persiana cerrada, los equipos de primer nivel barren el mercado semana tras semana. Las secretarías técnicas tienen a sus ojeadores trabajando a destajo para llegar a la ventana invernal con los apuntes bien tomados. Este es el claro ejemplo del FC Barcelona y del Real Madrid. Los dos peces gordos de la Liga Santander son conscientes de que quien no corre, vuela. Por ello, no pierden ni un segundo y sus emisarios ya llevan semanas redactando informes de los jugadores más deseados. La lista de la compra vuelve a ponerse sobre la mesa del Santiago Bernabéu y del Camp Nou.

En este caso, en las últimas semanas ha habido una joven perla que ha picado a la puerta de los grandes equipos con mucha fuerza. Alexander Isak es la nueva joya de la corona pretendida por la gran mayoría de equipos top. El sueco, de solo 17 años, se ha convertido en el jugador revelación de la primera división de su tierra natal. Delantero centro de la Allsvenskan, Isak milita en AIK Solna.

El nuevo Ibrahimovic

En Suecia ya es un auténtico crack, por lo que el interés ya ha llegado bien lejos. De hecho, en el último partido que disputó, hasta 90 ojeadores de distintos clubes viajaron hasta el país nórdico para echarle el ojo al joven delantero. Tal como desvela SportExpressen, entidades de primer nivel como Chelsea, Manchester United, Borussia Dortmund o Bayern de Múnich ya han enviado representantes para tomar nota de la calidad del futbolista.

Para sus compatriotas, Isak ya es considerado el nuevo Ibrahimovic. Por su forma de jugar y sus destellos de calidad sobre el terreno de juego, Alexander ha sido comparado al crack sueco. Y es que el Barça y el Madrid también han caído rendidos a sus pies y tantean el terreno. La puja por la joven promesa será más que complicada, ya que los grandes clubes están encandilados por hacerse con la joya de la corona

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad