El Real Madrid construye al nuevo Cristiano Ronaldo en Valdebebas 

stop

Florentino Pérez vigila de cerca la cantera blanca

Cristiano Ronaldo, en Las Palmas / EFE

05 de octubre de 2016 (12:30 CET)

Con vistas al futuro. El Real Madrid tiene a día de hoy una plantilla repleta de cracks. Florentino Pérez se ha encargado de fichar a golpe de talonario en los últimos años, por lo que desde hace tiempo el club blanco tiene a jugadores de primer nivel en sus filas. Sin embargo, este verano ha habido un cambio de tornas. El presidente merengue ha tanteado el terreno con diferentes estrellas, aunque finalmente no ha pujado por ninguna de ellas. En este sentido, el marcador se ha quedado a cero, ya que la idea del presidente madridista es darle salida a los jóvenes canteranos que han regresado con fuerza. Marco Asensio, Lucas Vázquez e incluso Isco Alarcón son un ejemplo de ello.

Con esta idea barajándose entre bambalinas en el primer equipo, Florentino ya echa ojo a La Fábrica. En los últimos años, el club madrileño se ha reforzado con jugadores de fuera, pero la realidad es que en las categorías inferiores del Madrid se forman grandes futbolistas. El último crack en potencia que está llamando a la puerta de las categorías superiores es David de la Víbora.

Entre David Luiz y Cristiano Ronaldo

El centrocampista de Móstoles, de 13 años, tiene encandilado al cuerpo técnico merengue. Desde que aterrizó en Valdebebas en 2011 no ha pasado desapercibido. Y es que por su aspecto físico se asemeja a David Luiz, aunque por su calidad en el terreno de juego se relaciona más con Cristiano Ronaldo. Se trata de una perla en plena formación, pero sus destellos de calidad dejan grandes promesas en el tintero madridista.

De la Víbora se desenvuelve con gran pegada por la banda izquierda, aunque también puede jugar de media punta y por el carril derecho. El compatriota de Iker Casillas es un jugador muy polivalente con una gran conducción del balón. Además, es un futbolista muy resolutivo, ya que cuando juega más avanzado no perdona frente a la portería rival.

Según desvelan sus más allegados, el joven jugador está totalmente volcado con el club blanco y su gran ídolo es Cristiano Ronaldo. La secretaría técnica merengue lo vigila de cerca y va pasando parte de su más que favorable evolución. Una perla se cocina en casa.