El Real Madrid activa las dos bombas del mercado de fichajes

stop

El club blanco ve como cada vez tiene más puertas cerradas y aprieta la necesidad de llevar a cabo una gran inversión que genere ilusión

El secreto entre Florentino Pérez y Zidane | EFE

12 de agosto de 2016 (11:39 CET)

El Real Madrid es un equipo que está hecho. Zinedine Zidane, un entrenador que ha demostrado ser muy cercano con la plantilla y un fuerte compromiso con sus jugadores, prometió que no habría demasiados cambios en su primera temporada al completo. Pero como todo entrenador, quería llevar a cabo algún fichaje de calado para reforzar posiciones. Tras recibir muchas calabazas, Florentino Pérez ha decidido activas los dos bombazos del mercado de fichajes.

El presidente ha dicho en aluna ocasión que hay tiempo hasta el 31 de agosto para firmar nuevas incorporaciones y en el club reina una cierta tranquilidad porque están satisfechos con la plantilla que tienen. Sin embargo, dentro de poco recibirán la sanción oficial de la FIFA que los impedirá fichar durante el mercado de invierno y el próximo mercado de verano. Es por este motivo que el club debe dar un paso al frente ya.

Problemas con Álaba

En estos momentos, el gran deseado es David Álaba, un futbolista que gusta a Zidane por su polivalencia. Sin embargo, el jugador ha declarado recientemente que prefiere jugar por banda izquierda y en el Madrid se toparía con la competencia de Marcelo o de Kroos, en caso de querer ocupar la posición de interior izquierdo.

Las últimas declaraciones de Álaba, poniendo tierra de por medio con el Madrid y reconociendo lo feliz que se siente en el Bayern –renovó contrato hasta 2021 el pasado marzo– han caído como un jarro de agua fría el presidente blanco, que ha decidido activar toda la maquinaria para convencerlo. Florentino está dispuesto a llegar a los 80 millones que pide el Bayern y a blindar al jugador con un sueldo de auténtico crack. Se lo puede permitir porque de momento solo ha invertido 30 millones de euros en hacer realidad el retorno de Morata.

Hazard en la recámara

La otra petición expresa de Zidane es Eden Hazard, un jugador muy creativo, con gol, pero a la vez disciplinado y con una técnica exquisita. Es realmente una mezcla entre James –más ofensivo– e Isco –muy técnico y preparado para jugar de interior–, que puede ocupar más espacios que el flanco izquierdo (reservado a Cristiano Ronaldo). Hazard cuesta otros 60 millones de euros como mínimo, aunque James podría entrar en la operación.    

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad