Florentino Pérez | EFE

El primer fichaje que Florentino Pérez negocia para Mourinho ¡es del Liverpool!

stop

El presidente del Real Madrid pone un nombre encima de la mesa

21 de octubre de 2019 (18:55 CET)

A finales de la semana pasada, cuando el Real Madrid empezó a preparar el partido ante el Mallorca del fin de semana tras el parón de selecciones, muchos dieron por hecho que la visita a Son Moix serviría como preparativo perfecto para el importante periodo que tienen los blancos mañana ante el Galatasaray.

Pero el resultado no fue el esperado. Ni en el juego ni, sobretodo, en el resultado. Y es que la derrota antes el conjunto balear ha dejado a Zinedine Zidane en una posición muy delicada.

Tanto que incluso no son pocos los que apuntan desde el entorno del club que, si el Madrid no gana en Turquía, la cabeza del técnico galo correrá serio peligro. Y es que son muchos los que consideran que el principal responsable del mal inicio del Real este curso no es otro que Zinedine.

Zinedine Zidane | EFE

Zidane está en el punto de mira

Cuando Florentino Pérez se puso en contacto con Zidane tras el desastre ante el Ajax el pasado curso, buena parte de la afición blanca se alegró. Y con razón. Volvía entonces el míster que había logrado las tres últimas Champions del Madrid y que había conformado un bloque ganador.

Sin embargo, algunos ya avisaron que, por mucho que Zizou regresara, al Madrid le hacía falta una revolución urgente en su plantilla. Ciertos jugadores debían marcharse y Florentino debía reformar un equipo venido a menos tras la salida de Cristiano Ronaldo.

Y el tiempo ha acabado dando la razón a este sector del madridismo. Muy a su pesar, son muchos los que ven como este Real no tira. Y lo peor de todo es que Zidane no tiene problema alguno es salir a rueda de prensa después de cada derrota y asegurar que es un problema de actitud.

Frases como “no podemos entrar así a los partidos” o “nos falta intensidad” son un habitual en el discurso del galo. Algo que muchos consideran inaceptable teniendo en cuenta el nivel de la plantilla blanca y, sobre todo, la desastrosa campaña anterior.

Mourinho espera sentado

Es por eso que hay quien ya apunta que, si Zidane no consigue darle la vuelta a la situación, si el equipo no sale de este gran charco de barro en el que está metido, Florentino Pérez tomará medidas y, como ha hecho muchas veces anteriormente, dará uno de esos golpes de timón que tanto le gustan.

En este caso ya empieza a sonar el nombre de Jose Mourinho por los pasillos del Santiago Bernabéu. Los contactos informales entre el técnico luso y el presidente ya han empezado y el club blanco sabe que Jose ha rechazado varias ofertas muy apetecibles de grande equipos europeos a la espera de la que pueda llegar del Real Madrid.

Florentino Pérez y Mourinho | EFE

Un Mourinho al que Pérez vería, si es que Zidane acaba saliendo, como una solución más que acertada a, entre otros problemas, el de la falta de intensidad del equipo. Y es que si algo ha caracterizado siempre a los equipos de The Special One ha sido el alto nivel de intensidad que ponen sus jugadores desde el primer al último minuto de partido.

De hecho, el Madrid de Mourinho que consiguió frenar al Barça de Guardiola (al menos en la Liga) desplegando un juego intenso y agresivo. Incluso demasiado para muchos. Pero lo cierto es que no son pocos los que ahora echan de menos ese espíritu ganador y combativo.

Mourinho y el fichaje de Florentino Pérez

Es por eso que, tal y como cuentan desde sectores cercanos al presidente y al entrenador, ciertos nombres de posibles fichajes ya están encima de la mesa. No es ningún secreto que, si Mourinho acaba llegando, la limpieza en el vestuario será de las gordas. Quizás no en el momento en el que llegue, pero a la mínima que pueda (en verano) rodarán cabezas.

Uno de los fichajes que Jose le ha pedido /reclamado a Florentino es el del brasileño Fabinho, del Liverpool. El centrocampista carioca ya estuvo de hecho en el filial blanco hace unos años cuando llegó cedido y, casualmente, fue Mourinho quien le hizo debutar con el primer equipo.

Y ahora que el centrocampista es una de las principales estrellas del Liverpool de Jürgen Klopp, Mourinho lo quiere para su hipotético futuro Real Madrid. Ya el pasado verano hubo quien anunció el supuesto interés del club blanco por el carioca, pero Klopp vetó su salida.

Una salida que podría darse el próximo verano siempre y cuando Zidane se marchara y fuese Mourinho quien tomara su relevo. Algo que, de momento, no ha sucedido. De momento. Veremos mañana si el infierno turco es el que acaba con la segunda etapa de ZZ en el Madrid o no. Muchos así lo desean.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad