El plan B, C y D de Florentino Pérez para relevar a Zinedine Zidane

stop

La derrota en el derbi destapa las carencias de Zizou y obliga a la contratación de un nuevo técnico

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena | EFE

29 de febrero de 2016 (10:36 CET)

El Real Madrid es una bomba de relojería. La derrota ante el Atlético llegó 10 años justos después de la dimisión de Florentino Pérez. En el derbi, un sector de la afición pidió de nuevo la cabeza del presidente, por encima de las críticas a jugadores y al técnico, el ídolo Zinedine Zidane que, por cierto, dejó su continuidad en el aire. Florentino no quiere más experimentos. Ha visto que Zizou no es la solución a los males. Que está verde. Y tiene tres alternativas para el banquillo, una vez desechada la opción del regreso de José Mourinho.

El plan B de Florentino es, desde hace tiempo, el técnico de Alemania, Joachim Löw. Diario Gol ha informado regularmente de los movimientos de la cúpula madridista con el seleccionador. Löw ha negado al Real en dos ocasiones en las últimas temporadas. En la conversación más reciente entre Joachim y el Madrid, el entrenador aclaró que su prioridad era la Eurocopa 2016 y, después, escucharía la oferta. Si Alemania levanta el título, Löw tiene papeletas de dejar su cargo.

Con experiencia en España

Un club como el Real Madrid maneja una extensa lista de candidatos para cada puesto. El técnico del Athletic, Ernesto Valverde, es la segunda alternativa a Zidane que maneja Florentino. Gusta del txingurri la gestión del vestuario y el rendimiento que ha sacado a la plantilla rojiblanca. El Athletic juega con estilo propio, algo de lo que carece el equipo del Bernabéu, y Valverde termina contrato el 30 de junio. Conoce bien la Liga y Europa.

En tercer lugar, más alejado, vuelve a sonar el hoy técnico del Tottenham, Mauricio Pochettino. Poche estuvo en la agenda del Real Madrid por su carrera en el RCD Espanyol. En la T-4 valoran su experiencia en la Liga y su buen trabajo en la Premier League (los Spurs son serios aspirantes al título). Las dudas vienen por otro lado: el escaso impacto mediático de Mauricio y la tensa relación del Madrid con el Tottenham a raíz de la Operación Bale.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad