El palo más bestia de Florentino Pérez con la eliminación de Copa del Real Madrid (y no es a Danilo)

stop

El presidente del Real Madrid explota en el palco de Balaídos

El Celta se carga al Real Madrid de la Copa | EFE

25 de enero de 2017 (23:45 CET)

Florentino Pérez se tira de los pelos. Los pocos que le quedan. El presidente del Real Madrid ya nota el efecto Guardiola sobre su testa. A saber.

El equipo de Zinedine Zidane no fue capaz de remontar contra el Celta en Balaídos. No logró ganar al conjunto de Vigo (2-2) y quedó eliminado de la Copa del Rey.

El gran sueño de Florentino, el ansiado triplete, se vuelve a esfumar en el mes de enero. Un nuevo drama para la entidad deportiva con más Copas de Europa –que no títulos– del mundo.

El presidente blanco soltó el primer gruñido en cuanto vio la alineación. No salía de su asombro. Experimentos, sin Lucas Vázquez y con el fulminado Danilo.

Es cierto que el Madrid estaba en cuadro –sin Pepe, Varane, Marcelo, Carvajal, Modric, James ni Bale–, pero Zidane podía haber hecho otro planteamiento.

"Es un aprendiz"

Había que sacar la artillería, pero el galo prefirió dejar a Lucas de revulsivo. Funcionó de aquella manera. El extremo marcó el gol del empate final, pero solo tuvo 20 minutos.

Durante el partido, Florentino refunfuñó en diversas ocasiones. Ante las bajas en defensa, el presidente apostaba por una defensa de tres centrales y con Lucas en lugar de Danilo.

El presidente soñó con la heroica. Con la remontada. Sergio Ramos la volvió a tener, pero esta vez falló casi a puerta vacía. Como Cristiano Ronaldo, que marcó de falta pero sigue sin chispa.

Ni el delantero portugués ni Karim Benzema están al nivel que exige el Madrid, pero el palo más bestia de Florentino no fue para ellos. Fue para Zidane.

Es la niña de sus ojos, lo defiende y está muy satisfecho de haber apostado por él. Pero en ocasiones lo ve como un total "aprendiz", como dijo, muy enfadado, en Balaídos.