El palco del Santiago Bernabéu despelleja a Cristiano Ronaldo 

stop

La preocupación por el portugués divide la plana mayor del Madrid

Cristiano Ronaldo ante el Legia en Champions | EFE

19 de octubre de 2016 (15:29 CET)

Dejó mucho que desear. El Real Madrid ha encontrado de nuevo la línea a seguir. Tras unas semanas de cierto descontrol, tanto a nivel de juego como de resultados, el cuadro de Zinedine Zidane ha conseguido cambiar las tornas y volver a convencer. Con dos goleadas contundentes, el equipo blanco se ha vuelto a meter a la afición y a la cúpula directiva en el bolsillo. Las cómodas victorias frente al Betis y al Legia de Varsovia vuelven a cargar de optimismo el club madridista. El pasado martes, el Santiago Bernabéu pudo cantar hasta cinco goles, en un encuentro de Champions que dejó buenas sensaciones.

Sin embargo, la mancha negra en esta fiesta la protagonizó Cristiano Ronaldo. El crack portugués evidenció su bajo rendimiento en el partido ante el Legia. El olfato goleador que tanto le caracteriza volvió a brillar por su ausencia y sus compañeros le pasaron la mano por la cara. El '7' madridista se marchó del terreno de juego sin marcar en una noche goleadora en la que marcaron hasta cuatro jugadores. Gareth Bale, Marco Asensio, Lucas Vázquez y Álvaro Morata fulminaron la portería contraria, mientras que Cristiano se limitaba a observar. El portugués lo intentó innumerables veces, aunque únicamente recogió un fallo tras otro.

La preocupación se dispara en la plana alta madridista

Este blanco goleador de Ronaldo ante el Legia no fue más que la gota que colmó el vaso. Y es que el delantero está atravesando su peor racha goleadora de su carrera en el Madrid. El luso ha disputado 678 minutos en 10 encuentros distintos, pero sin embargo únicamente ha anotado cuatro goles: dos en la Liga y dos más en la Champions. Estas cifras significan que Cristiano ha marcado un gol cada 169,5 minutos. Alarmante.

Frente a todo ello, según desvelan fuentes internas del club blanco a las que Diario Gol ha tenido acceso, la incertidumbre empieza a cocinarse en el palco del Real Madrid. La plana alta del club madrileño comienza a estar preocupada, ya que pasan las semanas y el brillo no regresa a las botas del portugués. Florentino Pérez le acaba de premiar con un contrato prácticamente vitalicio, pero sin embargo, el líder no convence. Cristiano tiene a día de hoy un pacto contractual de lujo con la entidad blanca, aunque la realidad es que en este arranque de temporada no demuestra lo mismo. El presidente está volcado con Ronaldo, la plantilla no mueve un dedo sin el consentimiento del luso y Zidane también baila a su son, sin embargo, Ronaldo lleva semanas sin tirar del carro y son sus compañeros los que resuelven partidos. La alarma se ha encendido en el Santiago Bernabéu.