La lista negra de Marco Asensio a Florentino Pérez viene con sorpresa | EFE

El pacto de Marco Asensio con un crack del Real Madrid (y el regalo de Florentino Pérez)

stop

El balear da un golpe en la mesa

25 de agosto de 2017 (13:03 CET)

Llegó el momento. Es la hora de que los jóvenes cracks del Rea Madrid den un paso adelante. La unidad B de Zinedine Zidane debe tomar el control y convertirse en la unidad A.

Así lo piensan algunos de los cracks del conjunto blanco, que opinan que Zizou debe empezar a darles más protagonismo en detrimento del de otros que ya dejaron atrás su mejor momento. Los futbolistas señalan que deben jugar los que estén mejor físicamente y que toca hacer un relevo generacional.

Uno de ellos es Marco Asensio. El balear llegó la temporada pasada después de brillar en el Espanyol y su presencia en el equipo se hizo notar cada vez que el míster le dio la oportunidad.

Crecimiento a pasos agigantados

En el inicio de esta no le podría haber ido mejor al media punta. En el Europeo sub21 ya fue una de las sensaciones de combinado español, y sus dos goles ante el FC Barcelona en la Supercopa de España ya con la camiseta del Real Madrid terminaron de confirmar que el futbolista está más que preparado para dar un paso adelante.

Y no solo él. Marco, que mantiene una gran amistad con Isco Alarcón, pactó con el malagueño a finales de la temporada pasada ayudarse a crecer para hacerse un puesto en el once titular del Madrid. Un acuerdo no escrito que sigue muy vigente.

Ambos consideran que son el futuro, la nueva generación del club de Chamartín, y quieren ir de la mano en los éxitos que está cosechando el equipo.

El regalo del presidente

Este compromiso con la entidad y con el escudo no quedará en agua de borrajas. Florentino Pérez es consciente de las perlas que tiene en la plantilla y, después de acordar la renovación de Isco, piensa atar a Asensio con un contrato a la altura de un grande.

El presidente fijará su cláusula en 500 millones de euros, mientras que le subirá en un millón la ficha  que le proponía inicialmente, pasando de cobrar 3,5 millones a ganar 4,5. Además, el mandatario ampliará en un año la duración del contrato, asegurando la continuidad del centrocampista, al menos, hasta el 2023.