El pacto de Dybala con Florentino Pérez que te dejará sin palabras

stop

El movimiento del presidente para cerrar el traspaso del argentino

22 de enero de 2018 (13:32 CET)

Es hora de ponerse manos a la obra. Los responsables del Real Madrid ya trabajan en la confección de la plantilla de la temporada que viene. En la T4 del Santiago Bernabéu tiene casi decidido de forma definitiva que Zinedine Zidane no seguirá dirigiendo el conjunto blanco, lo que hace necesaria una profunda renovación en la plantilla.

Cambio de ciclo en el Real Madrid

Será el momento de dar salida a viejas glorias de las que en el Madrid consideran que su ciclo ya pasó. Una de las tareas principales será desmantelar la BBC. Jugadores como Karim Benzema o Cristiano Ronaldo saldrán con casi toda seguridad, mientras que si Gareth Bale continúa su progresión ascendente también abandonará Chamartín.

En el Bernabéu perdieron la confianza en el galés a raíz de sus lesiones y no quieren seguir manteniendo en la plantilla a un jugador que ha pasado mucho más tiempo en la enfermería que sobre el terreno de juego.

Florentino Pérez mueve ficha

A cambio, los dirigentes quieren construir una delantera temible, que será la referencia en Europa y que sea una garantía a corto, medio y largo plazo.

Vnicius Jr del Flamengo, tal y como adelanta Diario Gol, será la primera incorporación del próximo curso, mientras que en los despachos andan en busca de un galáctico que le acompañe en el ataque. Y hay un nombre que sobre sale por encima del resto.

El Madrid pregunta por Paulo Dybala

En Concha Espina no se olvidan de Paulo Dybala, de la Juventus de Turín, al que en el club transalpino tasan en 175 millones de euros. Una cantidad que el presidente considera desmesurada, pero ante la que propone una solución.

El mandatario propone incluir a Benzema, al que tasa en 60 millones de euros, en la operación, rebajando así la cantidad del traspaso hasta los 115 ‘kilos’.

Pero la Juve, como los clubes europeos que han preguntado por Karim, no están dispuestos a valorar al galo por más de 40 millones de euros.  El tira y afloja no ha hecho más que empezar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad