El pacto con el diablo de Florentino Pérez

stop

El presidente del Real Madrid tiene un plan maquiavélico para presionar a Zidane

Florentino Pérez pone 90 'kilos' para reventar un fichaje del Barça  | EFE

03 de octubre de 2016 (13:08 CET)

Florentino Pérez ya tiene un plan de choque que puede ser letal para Zinedine Zidane. El presidente del Real Madrid tiene muchas dudas sobre la gestión del entrenador francés, pero no piensa mover ficha. Al menos, de momento. Si el equipo reacciona, Zidane seguirá hasta final de temporada. En caso contrario, no descarta un relevo en el banquillo. El máximo dirigente quiere ganar tiempo y el escenario actual recuerda al vivido hace dos años con Carlo Ancelotti.

Zidane ha dejado de ser una figura intocable. Florentino Pérez cree que el técnico francés no sabe gestionar una plantilla con muchas estrellas y más egos. La pasada temporada lo tuvo todo más fácil porque rescató al equipo de una situación muy delicada. Se puso en manos de los pesos pesados y el Madrid acarició la Liga y ganó la Champions.

Nueve meses después de sustituir a Benítez, Zidane tiene otros retos. El principal, ganar la Liga. Florentino Pérez también le ha pedido la Copa y la Champions, pero el técnico francés sabe que sus futbolistas están especialmente motivados por ganar el torneo de la regularidad. Al menos, eso dicen. En el campo, sin embargo, Zizou detecta mucho pasotismo. Mucha relajación.

Florentino Pérez también critica, en privado, el comportamiento de algunos jugadores. Especialmente dolido está con Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos. El presidente, sin embargo, cree que el Madrid necesita un entrenador con mucho carácter.

Joachim Low, el seleccionador alemán, gusta mucho a Florentino. Hace un año, ya intentó, sin éxito, su fichaje para relevar a Ancelotti. Su segunda opción es Thomas Tuchel, el actual entrenador del Borussia Dortmund. El tercer aspirante sería Arsene Wenger, que este año podría finiquitar su ciclo en el Arsenal. Un ciclo de 20 años.

Florentino no tiene prisa por resolver ahora el futuro del Real Madrid. Dará un voto de confianza a Zidane. No descarta su continuidad, pero el francés tendrá que ganar, como mínimo, la Liga o la Champions.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad