El nuevo pelotazo de Florentino Pérez para el Real Madrid entra en la cuenta atrás (y tiene al Barça con cara de susto)

stop

El presidente mueve más de una ficha

El detalle que fulmina a un crack del Real Madrid | EFE

17 de abril de 2017 (14:22 CET)

Llegó el momento. En el Real Madrid ya han iniciado contactos con algunos de los futuribles para tener a punto las operaciones necesarias antes de que empiece la guerra del mercado estival.

El Real Madrid/Florentino suman dos mercados sin incorporaciones sonadas-el verano pasado no se rascaron el bolsillo y en enero la FIFA impidió inscribir a cualquier jugador- y es la hora de sacar la cartera.

Es la hora de darle un vuelco a un equipo que en algunas fases de esta temporada ha amenazado con la obsolescencia. El objetivo está fijado: hay que rebajar la media de edad de la plantilla y relevar algunos de los cracks que ya coquetean con la trentena.

Antes de entrar, dejen salir

Y es que tan importante es fichar bien como dejar salir en el momento adecuado. En los despachos de la T4 del Santiago Bernabéu estudian tan minuciosamente las entradas como las salidas.

Sobre todo porque Florentino necesita rellenar las arcas antes de poner toda la carne en el asador por los futuros cracks. En este sentido, el presidente calcula recaudar unos 200 millones de euros.

Los planes del presidente

Hay seis futbolistas de primera línea que tienen varios números para abandonar Chamartín el próximo verano. Álvaro Morata, James Rodríguez, Isco Alarcón, Fabio coentrao, Danilo y Keylor Navas han sido declarados como transferibles.

No son los únicos. Karim Benzema también está en el punto de mira. Su rendimiento ha bajado mucho esta temporada y si Zinedine Zidane quiere a Eden Hazard deberá ceder con la venta de alguno de sus preferidos.

Con todo, según los números que indica Transfermarkt, el valor de mercado de los seis primeros sumaría esos 200 'kilos que quiere el mandatario para asaltar el mercado. Una cantidad que además permitiría al empresario dejar al FC Barcelona sin alguno de sus pretendidos. Habrá que ver en qué cracks invierte Florentino la morterada.