A Zinedine Zidane le persiguen los fantasmas del pasado | EFE

El muerto en el armario de Zidane (y que huele cada vez peor)

stop

El problema que destroza al míster

31 de octubre de 2017 (10:33 CET)

Lo quiso fuera. Zinedine Zidane dejó claro por activa y por pasiva, y en público y en privado, que no quería a Álvaro Morata en su proyecto. Junto a James Rodríguez, el ariete era el otro gran defenestrado por el míster galo.

Pero Florentino Pérez no estaba dispuesto a regalarlo después de haber pagado a la Juventus de Turín 30 millones de euros por recuperarlo del conjunto italiano. Por eso le sugirió al míster que le diera minutos con tal de ponerlo en el escaparate a la espera de que algún grande dispuesto a asumir su traspaso mordiera el anzuelo.

El mejor

Lo que no esperaba el técnico es que Morata respondería hasta tal punto que se convirtió en el jugador con el mejor promedio goleador del equipo, por encima de cracks como Karim Benzema o el mismísimo Cristiano Ronaldo.

Mientras el canterano anotó 20 goles en 42 partidos -1.871 minutos-, logrando un tanto cada 94 minutos, Cristiano Ronaldo marcó 40 goles, pero en 45 partidos -4.036 minutos disputados- marcando así un promedio goleador de un gol cada 101 minutos.

Por eso el delantero no entendió el trato que recibió en Chamartín en esta segunda etapa, tal y como ha revelado en una entrevista concedida a La Gazzetta dello Sport.

El crack no se calla

“Volví al Real Madrid porque había acuerdos contractuales que debían ser respetados. La desilusión fue enorme: volví al punto de partida. Me trataron como al niño que era antes de las dos temporadas en Italia”, reveló el delantero.

El atacante triunfa ahora en el Chelsea, que por 80 millones se hizo con sus servicios el pasado verano. Pero no olvida el maltrato que le dio Zidane en su segunda etapa blanca, a pesar de su altísimo rendimiento. Y no es el único.

En el vestuario de Zizou hay varios pesos pesados que echan de menos la presencia de Álvaro en el equipo y los goles del ariete. Sobre todo con los resultados que está cosechando el Real en este inicio de temporada, en el que la sequía goleadora de los de arriba está siendo uno de los principales problemas.

Varios cracks apuntan a los errores cometidos en la planificación de la temporada del míster, que prefirió dar salida al jugador que podía poner más en compromiso la presencia del su protegido Benzema.