El miedo terrible de Florentino Pérez con Cristiano Ronaldo

stop

El Real Madrid pone contra las cuerdas al crack

Cristiano Ronaldo enciende la alarma en el Real Madrid | EFE

31 de enero de 2017 (22:15 CET)

Tocado y… ¿Hundido? Los últimos acontecimientos vividos en el Santiago Bernabéu, han dejado al Real Madrid más que tocado.

A la vez que algunos jugadores –Sergio Ramos, Casemiro o Lucas Vázquez- han sacado pecho para tirar del carro, otros cracks han salido muy perjudicados.

Tras 40 partidos sin perder, a veces con serios problemas, el globo del equipo blanco se deshinchó.

Dos derrotas consecutivas, un empate y una dolorosa eliminación en la Copa del Rey. Unos fiascos encadenados que despertaron el nerviosismo de la plana mayor y de la afición madridista.

Las reacciones no cesan

A día de hoy, el conjunto de Zinedine Zidane se ha repuesto. Aun así, el público merengue no olvida.

Prueba de ello se vivió en el último partido liguero del Madrid. Ante la Real Sociedad, los asistentes no dudaron en pitar a los futbolistas señalados. Danilo y Karim Benzema fueron los más claros, aunque Cristiano Ronaldo también recibió.

El gran líder merengue no atraviesa por su mejor momento, por lo que el madridismo se revindicó. Tomó la palabra. Ni el gol de CR7 calló los silbidos.

Máxima preocupación

Este hecho ha encendido todas las alarmas en el coliseo blanco. La plana mayor no quiere que la relación entre el luso y el Bernabéu termine siendo irreconducible.

Florentino Pérez y Zidane consideran a 'Cris' la gran joya de la corona, lo quieren dentro del club y en primera fila. Sin embargo, es una evidencia que al final acaban mandado los socios.

Por ello, pondrán toda la carne en el asador para que la comunión entre crack y afición se produzca lo antes posible.

"Hay cierto temor en el club de que el público del Bernabéu pueda convertirse en un enemigo. Había preocupación el domingo por lo que pudiera pasar aunque se ha pasado la prueba pese a ser un público especial", desveló Miguel Ángel Díaz en Cadena Cope.

El presidente madridista sabe que poner en el escaparate a Ronaldo sería un verdadero problema.

La cifra de salida es altísima, no pueden dejarle escapar tan fácilmente. Además, a corto plazo no hay ningún astro para suplir su rol. Necesitan despertar a la bestia.