Isco a Marco Asensio: “¿Eso quiere?”. Y es de Mariano (o el primer lío en el Real Madrid) | EFE

El mal rollo de Isco con un crack del Real Madrid (“Ni se hablan”)

stop

El futbolista blanco que se puede ver forzado a hacer las maletas

20 de julio de 2018 (10:40 CET)

Su integración se hizo muy difícil desde el principio. La presión y los problemas con el idioma le hicieron entrar con mal pie. No se adaptó bien al Real Madrid.

Pese a estar a la sombra de Cristiano Ronaldo, sus condiciones físicas innatas y el talento que atesora le llevaron a tener un rol protagonista durante muchas temporadas.

Ahora, CR7 ya no está, pero las relaciones en el vestuario con el clan español se han tensado cada vez más. Gareth Bale prácticamente no tiene amigos en el vestuario.

Los tres con los que de verdad se llevan bien son, curiosamente, los que mejor hablan en inglés: Toni Kroos, su mejor amigo, y los croatas Luka Modric y Mateo Kovacic.

Fuera de eso, Bale está bastante apartado. Y sus disputas por la titularidad el último curso con Zidane en el banquillo le llevaron a protagonizar fuertes rivalidades con algún compañero.

Tensiones no resueltas entre Isco y Bale

Por galones, con el que más tensión se generó fue Isco Alarcón. Nunca se les ha visto darse un abrazo, ni hablar a duras penas. Bale es muy tímido y el malagueño va a la suya. “Ni se hablan”, apuntan a Diario Gol fuentes del Real Madrid.

Gareth Bale e Isco Alarcón| EFE

Sus disputas no se quedaron estancadas en Isco. También tuvo algún que otro roce con Marco Asensio –el balear tiró una falta a principio de temporada contra el Valencia que le correspondía al galés– y Lucas Vázquez, su recambio en banda derecha.

¿Quién será el nuevo gallo del gallinero?

Estas tensiones hacen que la carta de Gareth Bale no se pueda considerar ganadora para Florentino Pérez. Ni para Lopetegui.

El entrenador español está conociendo al futbolista y cree que puede ser útil para la temporada porque, como Benzema, no ha jugado el Mundial. Pero no terminan de conectar.

Y lo peor de todo es que Lopetegui es muy de Isco, Asensio y compañía. Está por ver quién será el nuevo gallo en el gallinero. Sobre todo, si llega Eden Hazard.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad