El Madrid es el chollo de semifinales de la Champions

stop

La victoria ante el Wolfsburgo ensalza a Cristiano Ronaldo pero deja en mal lugar al equipo

Cristiano Ronaldo celebra el segundo de sus tres goles contra el Wolfsburgo en el Bernabéu | EFE

12 de abril de 2016 (23:15 CET)

"Una noche brutal para el madridismo", dijo Guti en Antena 3 tras finalizar el partido. Sí, se refería a la eliminación del Wolfsburgo por parte del Real Madrid (3-0; global de 3-2). Los hombres de Zidane sellaron el billete para las semifinales de la Champions por sexto año consecutivo con una histórica remontada. Pero no fue histórica por lo difícil de la gesta, sino porque no remontaban un 0-2 desde hacía 30 años. 

El Wolfsburgo en ningún momento mostró ánimo de querer ganar. Nunca fue a por el partido. Ni siquiera lo intentaron en los instantes finales, cuando el árbitro se alargó durante el tiempo de prolongación y los alemanes estaban a tan solo un gol de lograr la heroica. El Wolfsburgo nunca creyó en pasar a las semifinales de la Champions. Y, aún así, tuvieron opciones de marcar. Con un solo gol, el Madrid hubiese necesitado cuatro para pasar de ronda.

¿Noche mágica?

Octavos en la Bundesliga, con un presidente socio del Real Madrid que se escondió el día del triunfo en el Volkswagen Arena, con la lesión de su estrella, Draxler, a los 30 minutos de partido y con varios goles más fruto de la fortuna que del juego desplegado en el Bernabéu. Así ganó el Real Madrid.

Cristiano Ronaldo es el único que sale realmente reforzado del partido. El delantero portugués cumplió su palabra y protagonizó una "noche mágica" al anotar un hat trick. Porque para el gran CR7 (aspirante al Balón de Oro) ahora es mágico ganar al Wolfsburgo, un buen equipo de fútbol, pero que jamás debió poner en semejantes apuros al Madrid. Tal era el enfado del madridismo el miércoles pasado que hasta el hijo de Juanito pidió que dejasen "tranquilo" al espíritu de su padre.

La fortuna se alía con el Madrid

El Madrid no jugó bien en la vuelta, sufrió mucho para crear ocasiones claras de gol y volvió a demostrar que no sabe llevar la iniciativa en los partidos. El primer gol de Cristiano fue fruto de un grave error de la defensa alemana, el segundo tanto sí que fue una genialidad del portugués, aunque el Wolfsburgo volvió a fallar en la defensa del saque de esquina, y el tercer gol, de falta, se coló milagrosamente por la barrera. Un hueco imposible. La fortuna acompañó al madridismo.

Ahora llegan las semifinales. Y, visto lo visto, el Madrid es el verdadero chollo del sorteo que se celebrará este viernes. El otro rival ya clasificado es el Manchester City, que derrotó al PSG que llegaba como favorito y ha demostrado que de jugar a fútbol sabe algo. Los otros presuntos candidatos serán el Bayern y el Barça. Y en el caso de que fuese el Atlético el que se impusiera a los de Luis Enrique, también impone más respeto que el Madrid porque es un equipo mucho más duro.  A tenor de los comentarios vistos en Twitter, el titular de la noche bien podría ser el siguiente: "La remontada de la vergüenza".