El crack que deja tirado a Zinedine Zidane y al RReal Madrid | EFE

El jugador del Real Madrid que se carga la Supercopa con un “me voy”

stop

Un crack de Florentino Pérez se planta con Zidane

09 de agosto de 2017 (13:42 CET)

Mano izquierda. Pocos sabrían gestionar mejor la plantilla del Real Madrid que como lo hizo Zinedine Zidane la temporada pasada. El técnico luso supo sacar lo mejor de todos sus cracks y convirtió la plantilla blanca en la mejor del mundo.  

Y es que tanto cuando jugó la unidad A como cuando hizo la unidad B, los resultados fueron casi inmejorables. Porque tienen nombres diferentes, sino cualquiera diría que siempre jugaron los mismos, pues el nivel fue altísimo a pesar de las rotaciones masivas.

En esta pretemporada el técnico quiso hacer lo mismo. Todos los futbolistas empezaron teniendo minutos. Pero con la llegada de los partidos serios parece que las cosas han cambiado.

En la Supercopa de Europa ante el Manchester United jugó el once de gala a excepción de Cristiano Ronaldo. Isco Alarcón entró en el lugar del luso, que se incorporó a los entrenamientos a finales de la semana pasada y solo había completado tres sesiones preparatorias.

Descontentos

Una situación que ha puesto la mosca tras la oreja a algunos de los jugadores de Zizou, que vieron como a la hora de la verdad volvían a ver el partido desde la banda.

Es el caso de Mateo Kovacic. El croata llegó bajo la promesa de que sería el relevo generacional de Luka Modric y que sería una pieza importante en el equipo. Pero lo cierto es que ante los de José Mourinho no jugó ni un minuto.

La situación fue la gota que colmó el vaso para el balcánico. “Me voy”. Hace días que Kovacic valora la opción de abandonar Chamartín y la decisión del míster en Skopje terminó de convencerlo. Y ofertas no le faltan.

Oferta irrechazable

Según explica La Gazzeta dello Sport, La Juventus de Turín estaría muy interesada en hacerse con los servicios de Mateo. En la ciudad transalpina estarían dispuestos a aceptar tanto una cesión como un traspaso.

En Concha Espina han valorado la cesión del croata en 25 millones de euros, mientras que si finalmente es un traspaso la cifra subirá considerablemente.

La información publicada añade, además, que el futbolista no vería con malos ojos la salida rumbo a Turín, sea en la modalidad que sea.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad