El jugador del Real Madrid que salió de León echando pestes de Zidane

stop

El técnico francés se muestra autoritario hasta en partidos de escasa trascendencia

Marco Asensio y James Rodríguez saludan a los jugadores de la Cultural Leonesa | EFE

27 de octubre de 2016 (18:53 CET)

El Real Madrid goleó a la Cultural Leonesa (1-7) este miércoles por la noche. Sin grandes dificultades, los hombres de Zidane maltrataron a un equipo que prefirió mantener sus señas de identidad –es un equipo que intenta mimar el balón, de vocación ofensiva– a poner el autobús en el área. Aún así, los castellanos aguantaron el primer tiempo con dignidad (0-2 al descanso y uno de los tantos había sido en propia portería) hasta que en la segunda parte el Madrid los aplastó.

Fue un partido que dejó algunos titulares positivos: como el golazo acrobático de Nacho, que remató de medio lado desde el aire, la conexión entre James Rodríguez y Toni Kroos –que no descansa nunca– en el centro del campo y las buenas sensaciones que sigue dejando Marco Asensio, máximo goleador del partido con dos tantos.

Morata también fue titular, pero terminó compartiendo la delantera con el joven Mariano, que no jugó de inicio ni en el partido más intrascendente del curso. El delantero subido este año del filial dispuso de una media hora para demostrar algo a Zidane y marcó su gol en el tiempo de prolongación. El ariete terminó molesto por la falta de oportunidades.

Salida cantada en invierno

Mariano no contaba para jugar este año en el Madrid, pero a falta de un fichaje bomba el entrenador decidió subir a un canterano al primer equipo. Mariano sabía que no tendría muchas oportunidades, pero le dieron a entender que en este tipo de partidos dispondría de minutos. Y los tuvo, en cuenta gotas. Marchó de León echando pestes y teniendo claro que en el mercado de invierno le tocará hacer las maletas en busca de oportunidades. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad