Florentino Pérez avisa de un nuevo lío en el Barça (y es muy gordo) | EFE

El jugador del Real Madrid que pide su salida a Florentino Pérez (y es innegociable)

stop

Zidane acaba con la paciencia de un crack

12 de septiembre de 2017 (10:46 CET)

Fuera. Zinedine Zidane lo tuvo claro desde el principio. Álvaro Morata nunca fue del agrado del míster y no paró hasta que logró sacarlo del Real Madrid.

El técnico nunca lo vio como titular y le dejó claro a lo largo de la temporada que mientras Karim Benzema estuviera en el equipo, el delantero galo sería siempre su primera opción.

Asimismo, el francés también mostró la puerta de salida a Mariano Díaz, al que solo dio la oportunidad en cinco partidos durante todo el curso.

Protegido

El objetivo de Zizou era que su compatriota y privilegiado Benzema no tuviera competencia en el equipo. El entrenador no quería a ningún futbolista que pudiera poner en duda el rendimiento de Karim, tal y como ocurrió continuamente durante la pasada campaña con Morata.

En este sentido, a ZZ ya le gusta poco que Cristiano Ronaldo tienda a jugar cada vez más de delantero centro, pues ello desplaza a su pupilo de su posición.

Sin embargo, aceptó quedarse con Borja Mayoral. El míster sabía que debía tener al menos un suplente para la posición de ariete  y escogió al que menos competencia podría ponerle al ‘9’ blanco, lo que se ha convertido en un problema, pues son muchos los que apuntan que el futbolista está demasiado verde para asumir la titularidad.

No cuenta

De hecho, Zidane ni lo convocó para el último partido pese a no tener más delanteros centro en el banquillo, así como ante el APOEL de Nicosia tampoco tendrá minutos. Cristiano Ronaldo volverá al once titular y ocupará el lugar de Benzema, mientras que Bale e Isco Alarcón le acompañarán en la línea de ataque.

Con todo, el jugador no quiere convertirse en el Mariano de la temporada pasada y ha trasladado una exigencia a los mandataros blancos.

El canterano quiere minutos y le ha pedido a Florentino Pérez que lo deje salir en enero, aunque sea en calidad de cedido. El jugador quiere/necesita minutos y no está dispuesto a ver pasar una temporada entera desde la grada o desde el banquillo.