El jugador del Real Madrid que amenaza con salir si no juega el Clásico

stop

El gran problema de Zidane en el Camp Nou

La llamada de Florentino Pérez apunta a un crack del Real Madrid | EFE

02 de diciembre de 2016 (13:54 CET)

Prueba de fuego. El Real Madrid tiene uno de los exámenes más duros de la temporada el próximo sábado ante el FC Barcelona. El cuadro blanco tiene la gran oportunidad de ponerse a nueve puntos del principal rival en la clasificación general de la Liga.

Por ello, Zinedine Zidane deberá pensar bien por quien se decanta. El once titular que presente en el Camp Nou será clave para llevarse, o no, los tres puntos de oro y una victoria de orgullo.

En este caso, parece ser que una de las demarcaciones que presenta mayor duda es la del centro del campo. Luka Modric, tendrá su lugar privilegiado en el centro de la medular, aunque las otras fichas son aún todo un enigma.

Tan es así que haga lo que haga las dudas quedarán abiertas. Y es que Casemiro regresa a la convocatoria, Kovacic está en pleno auge, James espera deseoso e Isco desea volver a imponerse.

Dos vacantes a cubrir y cuatro fichas que desean hacerse con la titularidad en el Clásico.

El gran problema de Zidane

Sin embargo, de no ser elegido parece que hay uno en especial que tomaría represalias. Según desvelan fuentes internas del vestuario blanco, Isco Alarcón es el jugador que más trascendental considera este duelo.

Más allá de la importancia que tiene para el club merengue, el malagueño considera que es una prueba de fuego para que Zizou le demuestre su confianza.

El centrocampista andaluz desea seguir en el equipo madridista, aunque no está dispuesto a perder los mejores años en la recámara.

Ante el Atlético de Madrid tuvo la oportunidad de imponerse y lo hizo; de cara a mañana, espera volver a ser el escogido del técnico galo.

La gran competencia para Isco

Sin embargo, cierto es que con Casemiro ya totalmente recuperado y Modric pujando por Kovacic, la titularidad de Isco tambalea.

Alarcón esperará impaciente, con la idea de que si no es escogido, escuchará las ofertas que se le presenten en las próximas ventanas.

El internacional español es un futbolista pretendido, con opciones reales sobre la mesa para salir. Por ello, si en el Madrid no gana el protagonismo deseado, abrirá la puerta a salir en los próximos meses.

Ante el Barça, Zidane tiene la oportunidad de demostrarle su confianza a Isco o, de lo contrario, a hacerle la cama para que busque equipos en el que pueda ser protagonista.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad