El fichaje galáctico que Zidane pide a Florentino Pérez no es Mbappé (y no es delantero)

stop

El francés pide un último fichaje para su plantilla

El fichaje galáctico que Zidane pide a Florentino Pérez no es Mbappé (y no es delantero) | EFE

28 de julio de 2017 (10:43 CET)

Las derrotas en pretemporada se digieren más rápidamente que durante el año, pero aún así escuecen.

Más allá de lo abultado del resultado frente al Manchester City, Zinedine Zidane sacó una lectura muy clara del partido. Su reivindicación tiene mucho sentido, y quedó patenta en la fragilidad defensiva de su equipo.

El cansancio afectó al rendimiento de sus futbolistas, pero los goles llegaron tras errores que desprenden una debilidad en la zaga blanca. Falta jerarquía cuando no está Sergio Ramos.

El capitán madridista todavía no se ha estrenado en pretemporada y Zizou no quiere andar corto de personal cuando llegue enero. Ha exigido a Florentino Pérez la llegada de otro central de nivel para suplir a Pepe

Las alternativas del técnico

Raphael Varane y Nacho han mostrado ser complementos perfectos para acompañar a Ramos, pero cuando tienen que formar juntos pecan de cierta ingenuidad.

Ramos y Pepe se las sabían todas. Zidane quiere un futbolista que gane las guerras sucias en la defensa blanca y ha propuesto varias alternativas a su presidente. Pese a la juventud de alguno de ellos, considera que subirían el listón en defensa.

Uno de los anhelos del técnico madridista es contratar a Aymeric Laporte. El francés cumplirá su sexta temporada en el Athletic Club y puede dar el salto a un gigante europeo. El Barça lleva detrás de él mucho tiempo.

Los otros nombres deslizados al despacho de Florentino son los de David Alaba, un deseo repetido por Zidane en numerosas ocasiones, y el colchonero José Giménez. El uruguayo no saldrá del Atlético, mientras que el austriaco ve con buenos ojos las ofertas que llegan por él.

Una vez se oficialice la operación por Mbappé, Zidane quiere que Florentino cierre un último movimiento. La defensa blanca puede dar una última sorpresa.