El fichaje con el que Florentino Pérez quería cargarse a Cristiano Ronaldo del Madrid

stop

El presidente blanco lo tenía todo acordado, pero le falló lo más importante: el sí quiero

El pacto secreto de Florentino Pérez por Cristiano Ronaldo con los chinos

07 de noviembre de 2016 (22:37 CET)

Florentino Pérez tenía atada la operación perfecta para sustituir a Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. El crack portugués está en esa edad tan peligrosa en la que el club debe empezar a buscarle un relevo antes de que se convierta el Madrid en un cementerio de elefantes.

Cristiano decía en su acto de renovación que espera jugar en el Madrid "hasta los 41 años" y Florentino Pérez le reía la gracia. Porque en realidad se lo toma como una gracia. El presidente ha aprendido que no se vive de las viejas glorias, sino de tener siempre a los mejores jugadores. El tiempo que lleva Cristiano en la élite ya es superior al de la mayoría de cracks históricos, con lo que su final está cada vez más cerca. Y su relevo debe estar garantizado.

Neymar era el elegido

Por todo ello, Florentino volvió a recuperar este verano el interés por Neymar. Era el momento de negociar y el presidente blanco tenía claras una serie de cosas: podía pagar la cláusula al Barça, podía convertirlo en el jugador mejor pagado del mundo y en el nuevo icono del marketing, podía hacer de él el heredero de Cristiano Ronaldo y hasta podría ayudarle en sus líos con Hacienda. Pero no podía convencerle de amar al Madrid. De dar ese anhelado "sí quiero".

Neymar era el jugador elegido, porque ocupa sobre el terreo de juego la misma posición que Cristiano y porque –dicen en su entorno que Florentino está convencido de ello– no aguantará demasiado tiempo más a la sombra de Messi. En el Barça está condenado a ser el segundo de a bordo, algo difícil de llevar para alguien del ego de Neymar.

Otros candidatos

Las otras balas que Florentino tenía en la recámara, pero que tampoco fluyeron eran Antoine Griezmann y Pierre Aubameyang. Dos jugadores que, junto a Paulo Dybala, son candidatos a heredar el puesto de CR7 en el futuro. Con permiso de Marco Asensio