El fichaje bomba de Florentino Pérez para enero le estalla en la cara

stop

Al Real Madrid le salen nuevos competidores para contratar al diamante en bruto del presidente

Florentino Pérez mete la renovación de un crack en la nevera | EFE

11 de diciembre de 2016 (11:08 CET)

Una inversión de futuro. Es lo que pretendía hacer el Real Madrid con la contratación de un joven futbolista que apunta maneras: el nuevo Ibra.

Se llama Alexander Isak y todavía está lejos de ser un crack mundial. Sin embargo, sus aptitudes y el bajo precio de mercado del jugador –medio millón de euros– aconsejan abrir la vía.

Florentino Pérez se encaprichó de él en cuanto los scouters del Madrid le comentaron sobre su existencia. El presidente vio una estrella emergente.

Todavía es pronto para juzgarlo. Tan solo tiene 17 años y defiende la camiseta del AIK Solna en una liga menor, como es la sueca.

'Killer' eritreo

Pero los números le avalan: lleva 11 goles anotados en 26 partidos de liga y copa. Sus 1,90 metros de altura sumados a la destreza que tiene con el balón en los pies le convierten en un killer.

El Madrid hace días que tantea la posibilidad de ficharlo y el jugador estaría encantado de poder recalar en un club como el de Chamartín.

Sin embargo, Isak tiene claro que en el Bernabéu le tocaría chupar banquillo durante mucho tiempo y la falta de minutos podría cortar su proyección.

El club blanco tiene ahora a dos delanteros letales como Karim benzema y Álvaro Morata. Aunque el francés no está en su mejor momento y podría tener cerca el fin de sus días en el Madrid.

El Benfica se suma a la puja

El tercero en discordia es Mariano, que abandonará el club en el mercado de invierno a pesar de los buenos registros goleadores: cuatro goles en tan solo 139 minutos (cinco partidos).

El problema es que muchos otros clubes se han sumado a la puja. Equipos de menor entidad que el Madrid, pero que garantizarían minutos a Isak.

En estos momentos, el Benfica es el club aventajado para cerrar la operación. Si Florentino no mejora la propuesta, su fichaje bomba para enero le estallará en la cara