El feo de un crack del Real Madrid destapa un nuevo lío descomunal con Zidane (y calienta el viaje de vuelta)

stop

Al técnico se le acumulan los problemas

Florentino Pérez está de caza: el nuevo fichaje en la lista de Zidane

15 de abril de 2017 (19:28 CET)

Hoy tenía que ser un día feliz para el Real Madrid. El equipo ha sumado tres puntos importantísimos ante el Sporting de Gijón (2-3) que dejan la Liga en bandeja para los hombres de Zinedine Zidane, a la espera de lo que pueda ocurrir en el clásico.

Sin embargo, no fue una tarde plácida. Los asturianos apretaron y a punto estuvieron de aguarle la fiesta al líder de la Liga.

El gol de Isco Alarcón desató la euforia entre los futbolistas, que en más de un momento vieron peligrar la victoria. Todos los jugadores lo celebraron al término del encuentro. Excepto uno.

Mala reacción

Mientras el equipo festejaba en el centro del campo, la cara de Lucas Vázquez era un poema. El enfado venía de antes.

 El canterano fue sustituido en el minuto 71 y la decisión del técnico no gustó nada al delantero, que al llegar al cruzar la línea de cal propinó una patada al banquillo. El mal gesto no se quedó ahí. Lucas estuvo un rato murmurando con cara de muy pocos amigos.

Ya después del pitido final acudió con sus compañeros al campo, pero no mostró ni una pizca de felicidad. Todo lo contrario. La indignación del futbolista era evidente.

No es el primer jugador que se enfada por las decisiones de Zidane. Ya son varios los indignados con el técnico galo y cada vez menos los que se esconden.

Los otros indignados

Sin ir más lejos, James Rodríguez protagonizó un gesto similar en el partido ante el Leganés del pasado 5 de abril. El colombiano fue sustituido en el mismo minuto que Lucas Vázquez en El Molinón y propinó un puñetazo al banquillo.

Pero James y Vázquez no son los únicos. Otros futbolistas no pueden más con los privilegios que tiene el técnico con ciertos jugadores y su paciencia se agota.

Álvaro Morata anota hoy, pero sabe que ante el Bayern de Múnich jugará Benzema; Isco Alarcón decidió en Gijón, pero en Champions, como en el partido de ida, no tendrá ni un minuto; Marco Asensio, como siempre que juega, fue un jugador clave, pero tampoco tendrá la oportunidad el martes en el Santiago Bernabéu.

De momento los jugadores responden den el campo cuando se les da la oportunidad. Por ahí Zidane no tendrá problemas. Pero ojo. Otra cosa será cuando se abra el mercado en verano. Novias no les faltan. Ganas de salir, tampoco.