El feo de Gareth Bale a un jugador del Real Madrid contra el Alavés

stop

El 'expreso de Cardiff' mostró una actitud completamente pasiva y desinteresada en Mendizorroza

24 de septiembre de 2017 (12:16 CET)

Gareth Bale mostró su cara más apática el sábado por la tarde. El expreso de Cardiff viajó a Vitoria por si las moscas, pero Zidane le dijo que en principio no jugaría ningún minuto.

Le tocaba ser carne de banquillo la jornada después de la derrota contra el Betis, tercer tropiezo del equipo en el Bernabéu en los tres partidos allí disputados.

Al crack galés, fichaje más caro de la historia del Real Madrid, no le hacía ninguna gracia visitar Mendizorroza para estar escondido en la cueva. Pero se resignó.

Eso sí, mostró una actitud totalmente pasiva y desinteresada con respecto a todo lo que sucedía en el terreno de juego del Alavés. Pasó de todo.

De hecho, se cobijó en su buen amigo Luka Modric para tratar de pasar desapercibido, pero tuvo un feo gesto que no gustó a algunos de sus compañeros.

Tan mosca debía estar bale que no celebró los goles de Dani Ceballos. No parecían hacerle la más mínima ilusión. Más bien todo lo contrario.

Como a Modric, que fue el jugador ejecutado para que Ceballos ocupase el once titular. “Otro que marca goles, más competencia...”, debieron pesar los dos pesos pesados de la plantilla.

Y no fueron los únicos. Sobre el césped, Cristiano Ronaldo también evidenció una falta de interés total en los goles de Ceballos. El segundo ni siquiera lo celebró.