Sergio Ramos | EFE

El drama durísimo que Sergio Ramos calla en el vestuario del Real Madrid. Última hora

stop

El capitán blanco y el lío del que nadie habla en el Santiago Bernabéu

03 de febrero de 2020 (15:50 CET)

Por mucho que la felicidad se haya instalado en el Real Madrid, no todos los miembros de la plantilla de Zinedine Zidane están precisamente encantados con su situación y, sobre todo, con su futuro.

Sergio Ramos, que conoce perfectamente todas y cada una de las situaciones individuales de sus compañeros, es consciente que uno de ellos tiene un drama por delante que va a dar mucho de qué hablar en los próximos meses. Es por eso que, al menos de momento, el capitán prefiere callar.

El drama que Sergio Ramos calla

Y el protagonista de la historia no es otro que Marco Asensio. Muchos aficionados blancos se alegraron cuando, hace apenas unos días, se supo que el club había inscrito al mallorquín en la lista para la fase final de la Champions League.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

⚽️🔥⚔️ #MA20

Una publicación compartida de Marco Asensio (@marcoasensio10) el

Si bien es cierto que no fue por otra cosa que la baja de Álvaro Odriozola, muchos vieron en ello cierta esperanza. El problema es que no es que vaya a ser precisamente así. Y es que, tal y como apuntan en las últimas horas voces cercanas al club, parece ser que el mallorquín es uno de los que está en la rampa de salida de cara al próximo verano.

Si bien tenía esperanzas con la vuelta de Zidane (un técnico que siempre creyó en él) la dura lesión lo ha apartado de los terrenos de juego y es difícil que pueda volver a jugar en los partidos top de este año.

Marco Asensio | EFE

Teniendo en cuenta además que, con la alta competencia arriba y que el club tiene muy claro que irá a por una estrella en su delantera, la salida de Asensio parece inevitable. En este sentido, eso sí, son varios los clubes con renombre que están interesados en él, entre ellos el Arsenal de Mikel Arteta.

La idea de Asensio es quedarse en el Real, pero sabe que lo va a tener muy difícil para ganarse un puesto de titular. Ser suplente a sus 24 años no es precisamente lo más deseable. Veremos. Lo cierto es que, como bien sabe Ramos, no parece que tenga buen final la trayectoria de Marco en el Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad