Zidane, con tres señalados en el Real Madrid: Gareth Bale, Luka Modric y Kiko Casilla | EFE

El crack del Real Madrid que vio de cerca la muerte

stop

Uno de los pesos pesados del Real Madrid esconde una historia muy traumática

17 de octubre de 2017 (18:56 CET)

Pocas veces el deporte ha sido tan útil para hacer olvidar historias traumáticas como lo fue para Luka Modric. El centrocampista del Real Madrid vio la muerte muy de cerca.

Él era tan solo un niño inmerso en el conflicto balcánico. Las bombas serbias volaban en un país que con los años, paradogicamente, se ha cerrado a cal y canto con los refugiados.

Corría el año 1991 y la familia del crack blanco vivía en un pequeño pueblo de Croacia conocido como Zaton Obrovacki. Hasta allí llegaron las tropas militares serbias.

Según se ha explicado en un reportaje de Antena 3, Modric vio con sus propios ojos como mataban a su abuelo a 500 metros de casa. Una información que nunca se había contado así.

La historia que se había podido leer con anterioridad en alguna biografía del croata explica que fue el padre de Modric quien vio como mataban a su propio padre. Y que a raíz de ese momento, decidió coger a toda su familia y marchar corriendo. Se convirtieron en refugiados.

Vio como mataban a su abuelo

En el citado reportaje, un conocedor de la historia cuenta que Modric también fue testigo de aquella atrocidad. Algo que ha cargado a lomos toda su vida.

Modric y su familia iban de hotel en hotel, compartiendo habitación con otros refugiados en la lucha por sobrevivir. En uno de los hoteles donde se alojó todavía lo recuerdan bien.

Rompía más ventanas con su balón que las bombas serbias”, explica el empleado de hotel que fue testigo de cómo Modric aprendía a jugar. El fútbol fue su arma de evasión ante la barbarie.  

modric niño refugiado

modric niño balon