El crack del Real Madrid que se largó del Bernabéu con un mosqueo terrible

stop

La política de rotaciones de Zidane, muy cuestionada en la capital de España

Zidane no traga a uno de sus cracks | EFE

19 de octubre de 2016 (10:30 CET)

Zinedine Zidane no puede contentar a todos. La titularidad en el Real Madrid se ha puesto muy cara y algunos jugadores se desesperan con su protagonismo en el equipo. Uno de los futbolistas que reclama más minutos es Isco Alarcón, que no pudo ocultar su malestar en el Bernabéu al no disputar un solo minuto contra el Legia. Tres días antes marcó dos goles en el campo del Betis.

Isco aspira a ser el jugador número 12 del Real Madrid. El primer recambio de Modric y Kroos. Sabe que Zidane tiene muchas alternativas en el centro del campo, pero también intuye que James Rodríguez jugó contra el Legia por presiones externas. Por la especial protección de Florentino Pérez al futbolista colombiano, por quien pagó 80 millones de euros hace apenas dos años.

Partido de baja intensidad

James fue titular contra el Legia. El joven Asensio, también. Isco, en cambio, no participó en un partido de baja intensidad y se fue cabizbajo. Su entorno considera que Zidane debería darle más oportunidades y cuestionó su apuesta por el centrocampista colombiano. El partido de James contra el Legia fue muy discreto.

El futuro de Isco en el Real Madrid es incierto. Su padre ya ha dicho que no saldrá del Bernabéu en el mercado de invierno. En verano, sin embargo, podría presionar a Florentino Pérez para que facilite su traspaso a la Juventus, al Arsenal o al Chelsea. De momento sabe que el presidente pide 40 millones de euros para dar luz verde a su venta.

El miércoles, contra el Legia, Isco sufrió otro desengaño. Otra decepción. Horas después de ser felicitado por sus goles en Sevilla, se marchó a su casa muy molesto. Sin ganas de hablar.