El crack del Real Madrid que pone verde a Zidane en la vuelta de Sevilla

stop

Un jugador no entendió las decisiones del técnico y le cree culpable de la derrota

Zinedine Zidane alineó un once inédito | EFE

16 de enero de 2017 (09:39 CET)

Zinedine Zidane tomó decisiones. No es algo que haga muy a menudo el francés. Menos aún tan drásticas como las de este domingo para el partido ante el Sevilla.

El técnico es de los que piensan que si las cosas funcionan no hay que tocarlas. Si el equipo acumula 40 vitorias seguidas es porque lo que hay en el campo funciona a la perfección.

Las decisiones de Zidane

Pero ante el Sevilla algo cambió. La vuelta de la eliminatoria de Copa fue un serio aviso al Real Madrid. Los blancos empataron en los minutos finales pero el conjunto andaluz es el que llevó las riendas del partido. Era previsible que el partido de Liga no iba a ser muy diferente.

Zidane apostó por un sistema inédito. Tres hombres en defensa; un centro del campo plagado de jugadores (hasta cinco ocuparon la medular); y dos delanteros.

Con Gareth Bale lesionado, el míster se vio obligado a cambiar de sistema. El cansancio de algunos en los últimos partidos también ayudó a Zinedine en las decisiones.

Marcelo, por ejemplo, no estuvo bien en el partido de Copa, "Zizou" optó por meterlo en el centro del campo y a Nacho en el lateral izquierdo.

Pronto se vio que las nuevas ideas del galo no cuajaban en el terreno de juego. Ni después del gol de Cristiano Ronaldo de penalti las cosas pintaban mejor. Además, después del gol el Madrid se echó atrás y termino regalando el partido.

Algunos jugadores del equipo no entienden que llevó a Zidane a tomar las decisiones que tomó en el transcurso del partido ante Sevilla. Tal y como iba el partido, opinan que el equipo necesitaba hombres de garantías en el ataque y no mantener tantos hombres en el centro del campo.

Las actuaciones de Karim Benzema y CR7 fueron buena prueba de ello. El francés es el que pierde el balón en el segundo gol y no corre a defender, mientras que Cristiano solo apareció para empujar el balón en la pena máxima.

Estallido en el viaje de vuelta

Fue uno de los peores partidos de ambos y aún así siguieron en el campo. De ahí la indignación de Lucas Vázquez.

Ver el partido que estaban realizando los hombres de arriba y que el míster no le diera alternativa puso de los nervios a Lucas que explotó en el viaje de vuelta.

El delantero ha respondido siempre. Ha mostrado cada vez un mejor estado de forma. Se ha acoplado mejor que nadie al sistema del Madrid. Ha hecho méritos más que suficientes para merecer minutos. Pero ayer se quedó en el banquillo durante todo el partido.

Vázquez lo tiene claro. Si solo sirve para partidos mediocres no quiere seguir. Ha venido al Madrid a hacerse grande, no a entrenarse en partidos de medio pelo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad