El crack del Real Madrid que no celebró la Duodécima

stop

El jugador estuvo desaparecido durante el festejo

La sorpresa de Zidane: la nueva estrella para el Real Madrid | EFE

04 de junio de 2017 (11:42 CET)

No fue su día. El Real Madrid vivió una noche de ensueño en Cardiff. Con el equipo al completo, el conjunto de Zinedine Zidane festejó el título por todo lo alto. Tras más de 50 años sin lograrlo, los merengues volvieron a conquistar el Doblete de Oro.

El cuadro madridista se impuso a la Juventus de Turín sin problema; tras jugar una primera parte más igualada, el baño blanco en la segunda mitad estuvo servido. Superioridad absoluta que se plasmó con un 1-4 en el marcador final.

En el pitido final, la plantilla madridista se lanzó al terreno de juego y celebró el hito por todo lo alto. Sin embargo, la alegría no fue incondicional por parte de todo el equipo.

James Rodríguez festejó tímidamente el triunfo. Y es que el crack colombiano puso el broche de oro a su irregular temporada viendo el duelo clave desde la grada. Al lado de Lucas Vázquez, el cafetero no estuvo entre los jugadores escogidos por Zidane. Isco Alarcón y Marco Asensio le ganaron la partida.

En la que fue, posiblemente, su última noche como madridista, James fue el menos efusivo de la fiesta. Tanto es así que, según desvela Marca, Rodríguez fue de los primeros en subirse al autocar al final de la celebración.

De hecho, mientras que el resto de sus compañeros fueron arropados por sus familiares –especialmente mujeres e hijos-, Daniela Ospina no se dejó caer por Cardiff. Sin su pareja ni Salomé, el cafetero no protagonizó la final soñada. Tímido, distante pero respetuoso. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad