El crack del Real Madrid que niega la palabra a Florentino Pérez ("No dijo ni adiós") 

stop

El futuro del jugador se complica

El crack que pone contra las cuerdas a Florentino Pérez | EFE

22 de abril de 2017 (11:56 CET)

Malestar. La situación de James Rodríguez en el Real Madrid pasa de castaño oscuro. El crack colombiano está relegado a un tercer plano, por lo que su protagonismo mengua a marchas forzadas.

Mientras que jugadores de la casa como Isco Alarcón, Marco Asensio y Lucas Vázquez  le han adelantado por la derecha, el cafetero sigue sin encontrar la estabilidad en el Santiago Bernabéu.

El cuento de nunca acabar

Desde que en 2014 aterrizó en la capital española, James no ha conseguido afianzarse en el once de gala. Cierto es que con Carlo Ancelotti vivió su etapa más dulce, pero tras la marcha del italiano todo ha ido de mal en peor.

La llegada de Zinedine Zidane fue una entrada de aire fresco para el equipo, especialmente para Rodríguez. Tanto es así que tras las vacaciones estivales, el colombiano renovó las pilas y se propuso volver a brillar.

Sin embargo, nada ha salido como él esperaba. Con los rumores de salida haciendo estragos, el líder de la selección cafetera no ha dado con la tecla del éxito. La desconfianza y la presión le han podido, por lo que el rendimiento de sus compañeros le ha ganado la partida.

Así pues, parece el malestar de James en el Madrid es más que evidente. Tanto es así que en las últimas horas se ha escrito un nuevo capítulo.

La gota que colma el vaso

Según aseguró Pipi Estrada en su visita habitual en El Chiringuito de Jugones, Rodríguez protagonizó un enfado monumental en el término del duelo ante el Bayern de Múnich. Mientras que la euforia brilló en los rostros de sus compañeros, el crack firmó la cruz de la moneda.

"El primer jugador en abandonar el martes el Santiago Bernabéu sin hablar ni una sola palabra y con gesto serio fue James Rodríguez, no dijo ni adiós ni buenas noches ni nada. Se metió en su coche con la cara larga. Cada uno vive la situación a su manera, pero la cara era incluso peor que cuando le cambian en Leganés", desveló el periodista deportivo.

Al parecer, el colombiano, que no jugó ni un solo minuto, se marchó sin decir absolutamente nada. Florentino bajó al vestuario a felicitar a sus hombres, pero sin embargo, James se mantuvo en silencio y no dijo ni adiós. El futuro del astro se complica en el Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad