El crack del Madrid que duerme con tres agentes de seguridad en la puerta 

stop

La preocupación es máxima en el entorno del jugador

Real Madrid en Alemania | EFE

27 de septiembre de 2016 (17:15 CET)

Vigilancia extrema. Gareth Bale sigue muy preocupado ante las amenazas que está recibiendo su familia política y, por consecuencia, también él. Como ya adelantó el pasado lunes Diario Gol, el delantero galés ha extremado la seguridad en su casa particular de La Finca, en Madrid, aunque aquí no queda todo. De hecho, tal como desvela el medio inglés The Sun, el futbolista blanco recibió una atención especial en Gran Canaria, donde el Real Madrid viajó para enfrontarse a Las Palmas el pasado fin de semana.

Fuera del terreno de juego, Bale fue el foco de atención, ya que el galés durmió con hasta tres agentes de seguridad en la puerta de su habitación del hotel. Gareth y su esposa, Emma, están realmente preocupados ante la amenaza de ataques vandálicos a la que están expuestos, por lo que han extremado considerablemente la seguridad en su residencia y en todos sus movimientos.

El motivo de estas amenazas recae sobre el suegro del futbolista merengue, ya que el padre de Emma ha sido condenado a seis años de cárcel por estafa. Según desvela Ok Diario, Rhyns-Jones vendía acciones a precios muy elevados, cuando en realidad no tenían ningún valor, por lo que ha defraudado a numerosas personas de Inglaterra, Canadá y Estados Unidos.  

La familia directa de Emma ya ha recibido ataques en sus viviendas y daños en sus coches, por lo que Bale se ha apresurado a atar la seguridad de su prometida y de sus hijos para que no sufran daños. Sin embargo, la preocupación es máxima.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad