El crack del Madrid que amenaza con salir en el mercado de invierno 

stop

Se reabre el problema para Zidane

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Asensio en la Supercopa de Europa | EFE

17 de septiembre de 2016 (14:51 CET)

No se anda con rodeos. El sobrestock de jugadores para el centro del campo del Real Madrid es un problema que persigue a Zinedine Zidane desde la pretemporada. El entrenador francés es consciente de que tiene más fichas de las que debería para esta demarcación, por lo que durante el mercado de fichajes estival no dudó en poner en la palestra a dos de sus futbolistas: Isco Alarcón y James Rodríguez. El galo sabía que cuando empezase el curso debería mandar al palco a hombres de primer nivel semana tras semana. Sin embargo, con la imposición de la sanción de la FIFA las tornas cambiaron. El club merengue no puede permitirse perder activos, ya que a priori no podrá fichar hasta 2018.

Este hecho ha dejado a dos futbolistas tocados en el vestuario madridista, ya que tanto Isco como James saben que a día de hoy tienen muy complicado conseguir un lugar protagonista en el equipo de Zizou. Hasta día de hoy, el internacional español partía con ventaja sobre el colombiano, pero ahora el escenario ha cambiado. El centrocampista sudamericano está trabajando duro y culminó sus esfuerzos en el partido frente al Sporting de Portugal. El futbolista fue uno de los jugadores que abanderó la remontada.

El buen papel de James ha provocado un efecto dominó que señala directamente a Isco Alarcón. El español partía con ventaja, pero sin embargo, en la convocatoria del primer encuentro de Champions de la pasada semana quedó fuera de la lista del técnico francés. Según afirmó Zidane, el malagueño cayó porque tenía molestias musculares. Al tener que descartar a centrocampistas, el galo prefirió no jugársela y no convocar al de Arrollo de la Miel.

El enigma del futuro

Esta situación ha reabierto la polémica sobre el futuro de Isco. La idea principal del andaluz es quedarse en el club merengue, pero ya alertó de que no quiere dejar pasar sus mejores años futbolísticos defendiendo un rol residual. En este sentido, el futbolista malagueño tenía ofertas del Tottenham y de la Juventus encima de la mesa durante las últimas semanas de agosto, pero el Madrid no quiso soltarle. Le veía las orejas al lobo.

Ahora, Alarcón sigue vistiendo la zamarra blanca, aunque si su ausencia en la lista de convocados se convierte en rutina, sus intereses pueden cambiar y buscar una salida en enero. La Premier es un destino que llama la atención del centrocampista. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad