El crack con peor fama en el vestuario del Real Madrid ("Es un traidor")

stop

Los informes que destapan el lado más oscuro del jugador

El gran señalado que ya tiene relevo en el Real Madrid | EFE

12 de enero de 2017 (12:07 CET)

No es agua clara. La situación de Isco Alarcón en el Real Madrid ha ido mejorando futbolísticamente a medida que ha avanzado el año.

El andaluz estuvo en la puerta de salida durante el mercado de fichajes de verano. Finalmente no salió. James Rodríguez o Isco. Ambos estaban en el escaparate.

La sobrepoblación de centrocampistas en el cuadro de Zinedine Zidane provocaba que algún crack tuviera que salir para evitar estar semana tras semana en la recámara.

Sin embargo, no llegó ninguna oferta convencedora y Florentino Pérez decidió que ambos se quedasen.

La titularidad le sonríe

En las primeras semanas de curso, el debate estaba sobre la mesa; con la plaga de lesiones haciendo estragos en la medular merengue, Zizou tuvo que echar mano de los teóricos suplentes. De nuevo: James o Alarcón.

Zidane lo tuvo claro. Le brindó una oportunidad a Isco. El andaluz desde entonces no ha perdonado. Se ha ganado el protagonismo y la confianza del técnico galo, por lo que ha puesto a James contra las cuerdas.

Aun así, esta decisión de apostar por el malagueño dejando por atrás al colombiano no ha caído bien en la vieja guardia del vestuario madridista.

Al parecer Alarcón no tiene la mejor fama entre los pesos pesados blancos. Aunque futbolísticamente convenza, hay quien apunta que a nivel personal no es agua clara. En la batalla dentro de la plantilla, el cafetero le ha ganado por goleada.

Los informes que señalan a Isco

Un buen ejemplo de ello. Según asegura Juan Luis Galiacho en un artículo del Extraconfiencial, "Isco colecciona informes negativos como persona".

El periodista desvela en el medio citado que se trata de "un futbolista de gran calidad técnica pero de informes negativos como persona. Informes que hablan sobre su comportamiento y lealtad como compañero, que le ha ocasionado serios disgustos en el vestuario blanco y también nacional".

Tan es así que Galiacho concluye: "Isco es un jugador de gran calidad técnica pero con grandes dobleces como persona dentro del vestuario, donde se le considera por algunos como un traidor".

Por el momento, parece que el jugador español hace oídos sordos a estas críticas y sigue en su camino. Ha conquistado al entrenador francés, por lo que ya tiene lo que tanto demandaba: protagonismo. Tiempo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad