El comentario en la previa del Legia-Madrid que retrata la prepotencia de los cracks blancos

stop

Los pupilos de Zidane se quitan la careta con apuestas subidas de tono

Lucas Vázquez tiene una llamada millonaria para salir del Real Madrid

03 de noviembre de 2016 (18:56 CET)

Se han quitado la careta. Los jugadores del Real Madrid han demostrado cuan poco queda de aquel señorío histórico del que siempre presumieron los antepasados del madridismo. Ahora, los cracks del club blanco carecen de aquellos pundonor y coraje que tanta admiración sembraron en la vieja España. Las estrellas de ahora viven del lujo, de alimentar su propio ego y se permiten faltar al respeto a rivales pequeños que, después, les pintan la cara.

El Madrid, que goleó al Legia de Varsovia en la ida (5-1) pese a firmar un partido bastante flojo, no pudo superar al cuadro polaco este miércoles en la Champions (3-3). A campo vacío y con todo a favor para volver a golear –la plantilla del Madrid está valorada en 775 millones de euros mientras que la del Legia cuesta solo unos 30 millones–, los de Zidane sufrieron para empatar. De hecho, estuvieron a punto de perder.

Esto sirvió como duro correctivo para alguno de los capos del vestuario. Antes del choque, algunos jugadores se habían permitido hacer apuestas sobre la goleada que le iba a caer al combinado de Varsovia. "Yo apuesto por una manita", dijo un miembro de la plantilla. Prepotencia pura que quedó retratada por el resultado posterior. El Madrid no tiene asegurada la primera plaza. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad