Asensio no se corta a la hora de 'rajar' sobre Cristiano | EFE

El clan de Dani Ceballos en el Real Madrid para liquidar a Cristiano Ronaldo

stop

Al portugués le crecen los enanos en el vestuario blanco

06 de octubre de 2017 (20:05 CET)

Dani Ceballos se ha asegurado de que su presencia en el Real Madrid no pase desapercibida. Quiere tirar la puerta de la titularidad y lo piensa hacer por todos los medios.

Cuando tiene oportunidad, trata de hacerlo a base de futbol. Su único partido como titular sirve como ejemplo muy claro de ello. Anotó dos goles al Alavés y salvó a su equipo de una derrota muy dolorosa.

Pero en la mente del centrocampista no está sólo demostrar su enorme talento sobre el césped. También quiere hacerse fuerte en el vestuario y no le importa quién se ponga por el medio.

Su irrupción en Valdebebas no terminó de gustar a Cristiano Ronaldo. El portugués protagonizó un encontronazo con el andaluz cuando este militaba en el Real Betis, y su relación no ha terminado de arreglarse.

El portugués es uno de los líderes indiscutibles en el vestuario y dicta sentencia, pero no sienta cátedra. Su prepotencia y privilegios no terminan de casar con el carácter de muchos jugadores, y la nueva generación blanca no piensa pasar por su aro.

Un grupo fuerte que le aisla

Ceballos se ha hecho un hueco dentro de la caseta merengue junto a Marco Asensio, Dani Carvajal, Isco y Nacho. El grupo fuerte de jóvenes españoles que, junto a Lucas Vázquez y Marcos Llorente, pretenden disminuir la influencia de Ronaldo en el equipo.

El nutrido grupo de canteranos madridistas y jugadores de otras academias que aterrizaron a una edad temprana entiende que ellos deberán liderar la institución cuando Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo abandonen el barco.

Dado que su entendimiento con el luso no es tan fluido como con Ramos, Ronaldo ve como una pequeña rebelión a sus dictámenes se está produciendo en el Bernabéu. Asensio e Isco ya no le buscan nada más verlo a su lado, y Ceballos quiere seguir irrumpiendo en el equipo a su costa.

El de Madeira, sin Pepe, James Rodríguez y Fabio Coentrao en el equipo, se ha quedado escaso de refuerzos internos. Está en minoría y tendrá que aprender a hacer política dentro de la plantilla.