El chivatazo que calienta la cabeza a Cristiano Ronaldo en el Real Madrid

stop

Zidane caldea lo ánimos con charlas privadas

El crack que deja en evidencia a Cristiano Ronaldo en el Real Madrid | EFE

21 de febrero de 2017 (15:44 CET)

Celos. Tras 88 días de baja por lesión, Gareth Bale regresó al terreno de juego el pasado sábado ante el RCD Espanyol.

Completamente recuperado, el galés volvió por la puerta grande. Con un recital de futbol –gol incluido-, el de Cardiff brilló en el Santiago Bernabéu. Mostró su mejor versión.

Tanto el público madridista como el cuerpo técnico se rindieron a sus pies. Y es que tras el bache por el que ha atravesado el Real Madrid en los últimos días, necesitaban el regreso del inglés como agua de mayo.

Comunión total entre el galés y el madridismo

Tanto es así que al terminar el partido, sentenciado gracias al gol de Bale (3-1), Gareth se quedó sobre el terreno de juego agradeciendo el apoyo recibido a la afición. Se recorrió el coliseo blanco aplaudiendo a los asistentes.

Por su parte, la respuesta del madridismo fue más que contundente. Al murmullo que se generó cuando el delantero empezó a entrenar por la banda, se le sumaron los aplausos cuando saltó al verde y los gritos eufóricos el gol anotado.

Sin embargo, aquí no quedó todo. Al finalizar el duelo, el público respondió a Bale. Comunión total; la ovación al crack fue constante, a la vez que Gareth se recorría el estadio.

La cara y la cruz

Esta euforia chocó totalmente con la actitud de Cristiano Ronaldo. Y es que el astro luso se retiró inmediatamente del terreno de juego. Con el rostro serio.

A su manera, el de Cardiff había retratado a CR7. Especialmente, el carrerón que el inglés se marcó en el gol dejó en evidencia al portugués. Las dos caras de la moneda.

Aun así, este episodio siguió, ya que Zidane ha alabado el retorno del galés deshaciéndose en halagos. El técnico galo no ha dudado en felicitar, ante todos sus compañeros, a Gareth. Su vuelta ha estado a la altura de las circunstancias.

Pero aquí no queda todo. El reconocimiento de Zizou ha ido más allá. En charlas privadas, el entrenador francés no ha dudado en destacar su satisfacción por esta gran vuelta del inglés. El jugador está enérgico y eléctrico, algo que faltaba en las últimas semanas sobre el césped.

Tanto es así que como apuntan en Ok Diario, el galo no se ha mordido la lengua al asegurar: "Con Bale somos otros equipo. Nos aporta desborde, llegada por fuera, faltas a balón parado". ¿El líder que necesitan?

Las palabras de Zidane señalan directamente a los otros miembros de la BBC. Y es que Bale ha vuelto pisando fuerte y el cuerpo técnico le reclama como líder del equipo.

Todo este revuelo ha llegado a oídos de Ronaldo. Parece que a Cristiano no le ha caído bien que pongan en jaque su trono. La competencia crece.