El chantaje de un crack del Real Madrid a Florentino Pérez

stop

El jugador abre la puerta a otros equipos

Florentino Pérez mete la renovación de un crack en la nevera | EFE

25 de enero de 2017 (17:41 CET)

Pasa de castaño oscuro. Con la primera vuelta de la temporada finalizada, el Real Madrid sigue teniendo temas en el tintero por resolver.

Tras dos campañas de fichajes sin atar a ningún gran crack, Florentino Pérez activó un plan renove de lo más productivo. Prácticamente todos los pesos pesados del vestuario han pasado por caja para ampliar y mejorar sus contratos.

Sin embargo, la perla merengue que no ha pasado por el despacho del presidente ha sido Isco Alarcón. El jugador andaluz ha metido su renovación en la nevera.

Sin continuidad en el once titular

El centrocampista sigue siendo uno de los mimados de Zidane, aunque su presencia en el equipo principal es mínima. El internacional español firmó su resurgir en la primera mitad de curso.

Con la plaga de lesiones haciendo estragos en el conjunto blanco, el técnico galo le brindó una buena oportunidad. Isco no la desperdició. Sin embargo, cuando los intocables regresaron totalmente recuperados de sus dolencias, la recámara ha vuelto a ser la mejor aliada de Alarcón.

Ni come ni deja comer. Zizou ha declarado en numerosas ocasiones que desea que el centrocampista regrese. De hecho, es el suplente titular. Cuando los grandes cracks fallan, Isco se convierte en el as en la manga del entrenador francés. Aun así, está lejos de desempeñar un rol protagonista.

La renovación, el gran tema pendiente

El malagueño tiene contrato con el Real Madrid hasta junio de 2018 y el pasado verano descartó la posibilidad de irse del Santiago Bernabéu.  

La Juventus, el Chelsea, el Arsenal e, incluso, el Manchester United sondearon su fichaje, pero el futbolista optó por seguir un año más en el club blanco. Zidane le pidió paciencia e Isco siguió los consejos del galo.

Sin embargo, ahora, las tornas han cambiado. El club merengue no quiere dar su brazo a torcer. Isco pide una mejora significativa en el salario y un protagonismo superior para seguir en la casa blanca. Florentino no las tiene todas consigo. No dan el paso. 

A día de hoy, la continuidad de Alarcón es todo un enigma. Con la sobrepoblación de fichas para la medular, el andaluz es uno de los señalados. 

Consciente de ello, Isco tensa la cuerda. Lo ha dado todo por el Madrid y, sin embargo, no ha recibido lo mismo de los madridistas. Mientras el presidente madrileño se niega a darle lo que pide, el tiempo corre a favor del centrocampista. 

La perla puede llegar a marcharse a un equipo donde tenga más protagonismo sin dejar dinero en el saco blanco. Todo o nada.