Gareth Bale | EFE

El chantaje de Bale a Zidane que arrastra a Sergio Ramos, Benzema y Marcelo

stop

El delantero galés manda un órdago al técnico francés

13 de marzo de 2019 (14:43 CET)

Gareth Bale es uno de los jugadores en la cuerda floja en el Real Madrid. El futbolista tiene todos los números para ser uno de los descartes de Zinedine Zidane para el próximo curso.

El delantero fue clave en algunos de los éxitos de la primera etapa del galo en Chamartín. Sin ir más lejos, el galés fue clave en la consecución de la Decimotercera. El británico anotó dos goles en la final contra el Liverpool.

Sin embargo, para entonces el de Cardiff ya  había perdido la titularidad en el equipo de Zizou. Jugadores como Marco Asensio, Isco y Lucas Vázquez le pasaron por delante durante la última temporada de ZZ en el Madrid. De hecho, en la final de Kiev Bale salió desde el banquillo. Por eso pidió más protagonismo.

Bale no cuenta en el proyecto de Zidane

Pero a pesr de sus exigencias, el jugador no ha respondido. Así, la mala actitud y el bajo rendimiento que ha ofrecido esta temporada, sumado a como terminó su relación con Zidane, le sitúan claramente en la rampa de salida. Además, tampoco tiene muchos aliados en el vestuario. Su relación con sus compañeros se limita a Luka Modric. Con el resto apenas habla, tal y como reconoció el propio Marcelo en una entrevista. Y cuando lo hace se comunica con gestos. Lo que reafirma el hecho de que no ha logrado adaptarse a la capital.

Además, el que Gareth colgara un vídeo en el que se le veía jugando al golf mientras se producía la presentación de Zidane como nuevo entrenador dice mucho del interés que tiene el jugador en lo que le ocurra al club. Y también de la ilusión que le hace que el galo vuelva al Madrid.

Pero el que sea un descarte de Zidane no le pone las cosas fáciles a Florentino Pérez. El presidente estaría encantado de venderlo, pero no por las cantidades que ofrecen los clubes interesados en sus servicios.

Gareth Bale y Zinedine Zidane | EFE

El delantero, por su parte, quiere mantener su ficha o verla aumentada en caso de salir del club. Así las cosas, sus pretendientes no pagarán una millonada al Madrid si tienen que soltar otra gran cantidad por su ficha. Una situación que limita los movimientos de los interesados, cuyas ofertas no pasan de los 60-80 millones de euros. Y Florentino no dejará salir a Bale por menos de 100 millones, que es lo que el club pagó por su fichaje en 2013.

Bale pone contra las cuerdas a Zidane, a Florentino y al Real Madrid

Un panorama que tiene a Bale más que tranquilo. Es consciente de que su permanencia en Madrid es insostenible, pero también de que tiene la sartén por el mango. Y ha dejado las cosas claras al cuerpo técnico.

Si Zidane quiere que Bale salga, al míster no le queda otra que presionar a la cúpula para facilitar su salida. Y no a un equipo cualquiera. La oferta que le gusta a Gareth es la del Manchester United.

Es decir, quiere que convenza a Florentino para que acepte la oferta de los red devils, aunque esta no supere los 60-70 ‘kilos’. Cualquier otra propuesta considera que es un paso atrás. Si no, avisa Gareth, se queda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad