Florentino Pérez suelta la bomba (y no es un fichaje: es más bestia) Gareth Bale lo confirma. Y Lopetegui también| EFE

El chantaje a Florentino Pérez que desata un efecto dominó en el Real Madrid

stop

El órdago de un crack desata una guerra en el vestuario de Zidane

05 de septiembre de 2017 (10:11 CET)

Pendió de un hilo. El futuro de Isco Alarcón en el Real Madrid estuvo al borde del precipicio durante el pasado mercado futbolístico invernal.

El de Benalmádena termina contrato en junio el 2018 y con la falta de minutos durante la primera mitad de la temporada pasada teniendo los rumores acerca de una posible salida a low cost este verano o gratis el año que viene eran constantes.

En la puerta de salida

Novias no le faltaron. Algunos rumores apuntaron a que el Manchester City le puso sobre la mesa 12 millones de euros anuales, mientras que en el FC Barcelona le ofrecieron una cifra ligeramente superior si esperaba un año más en el Real para poder recalar el próximo con la carta de libertad en el Camp Nou. Los catalanes incluso le ofrecieron una prima de 20 millones de euros por su fichaje.

Pero en la segunda parte de la temporada fue ganando protagonismo hasta convertirse en un hombre clave en el equipo, lo que le hizo decidirse a iniciar las conversaciones con el Real por su renovación.

Asunto pendiente

El nuevo contrato que le ofrece Florentino Pérez es de seis años -.hasta el 2022-, con una cláusula de 750 millones de euros y un sueldo de 10 ‘kilos’ entre fijos y variables.

El jugador pidió 10 millones fijos, pero Florentino quiere evitar problemas de escalas salariales con los pesos más pesados, por lo que fijó su ficha en seis millones que aumentarían en función de objetivos ridículos que tendrán en cuenta los minutos jugados, los goles anotados o los títulos ganados, sean más o menos importantes, entre otros ítems . Así, su nuevo contrato estará solo por debajo de Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y Gareth Bale.

Efecto dominó

Sin embargo, la propuesta a Isco ha encendido los ánimos de otros cracks del vestuario de Zinedine Zidane. Karim Benzema, Luka Modric y Toni Kroos alucinan con que el presidente trague con el órdago de Isco.

Junto a ellos, Marco Asensio, Dani Carvajal, Raphaël Varanne y Casemiro reclaman lo suyo. Todos ellos también están pendientes de sus renovaciones/revisiones de contrato y no piensan quedarse atrás en cuanto a sus mejoras salariales. A Florentino se le avecinan problemas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad