Florentino Pérez y Zidane en su discusión mas agria| EFE

El casting de Florentino Pérez para cargarse a Zidane tiene un ganador bomba

stop

El presidente del Real Madrid ya ha escogido al sustituto del francés

03 de noviembre de 2017 (15:15 CET)

Cada derrota del Real Madrid complica más la continuidad de Zinedine Zidane en el banquillo blanco. Los dos últimos resultados, sendas derrotas ante Girona en Liga y Tottenham Hotspur en Champions, están precipitando los acontecimientos en el Bernabéu.

Florentino Pérez ya se ha puesto en marcha y está en busca de un relevo para el técnico galo en caso de que la temporada acabe en blanco. De momento, desde Chamartín siguen confiando en que Zidane podrá revertir la mala situación y que la temporada acabará bien.

Pero Florentino es un hombre precavido y, tras sondear varios nombres, ya ha decidido quién sería el posible sustituto de Zizou, y es una bomba.

Se trata de Joachim Löw. El actual seleccionador alemán está muy bien considerada por la secretaria blanca. Su  sello en la selección alemana de futbol, con la que el técnico consiguió ganar el último mundial en Brasil, le ha hecho ser uno de los entrenadores más cotizados de Europa.

Al margen de la disciplina táctica y la robustez defensiva típica del juego germánico, Joachim es también un amante del futbol de toque y rápido, algo que no se ve desde hace tiempo en el Bernabéu.

Todo ello ha llevado al presidente blanco a elegirlo a él como el sustito de Zidane en caso de que la temporada no acabe bien. De momento, Löw está centrado en el próximo mundial de Rusia, quizás el último torneo que dirija como seleccionador.

No era el único

Pero Florentino había barajado también otras opciones para ocupar el puesto de Zinedine. Sin ir más lejos, José Mourinho fue uno de los sondeados por el club, pero Mou tiene muy claro que, de momento, no quiere saber nada del Real y su respuesta fue no.

Por otra parte, Mauricio Pochettino, que hace años ya que siempre está en las quinielas, se habría vuelto a ofrecer para dirigir el Real, pero la falta de experiencia con un grande lastró las opciones del entrenador del Tottenham.