Marco Asensio | EFE

El castigo a Marco Asensio del que Sergio Ramos, Isco y hasta Modric tienen prohibido hablar

stop

El toque de atención al balear que lo deja en la cuerda floja

06 de mayo de 2019 (09:52 CET)

El Real Madrid ganó este domingo al Villarreal en un partido en el que hasta el pitido final los blancos no las tuvieron todas consigo. El despertar del Submarino Amarillo en los últimos minutos puso en serio peligro el resultado.

Pero al margen de ello, fue otro partido que sirvió a Zinedine Zidane para poner a examen a algunos de sus jugadores. Es lo que lleva haciendo desde que retomó las riendas del equipo.

Jugadores como Brahim Díaz o Mariano, entre otros, están bajo la lupa del míster, que anda decidiendo qué jugadores se quedan y cuáles se van.

Brahim Diaz Villarreal

Uno de los que está en la cuerda floja es Marco Asensio. El jugador balear no ha reaccionado desde el regreso de Zidane. Sigue firmando actuaciones para olvidar que no aportan nada al equipo.

Asensio decepciona

Este debía ser el año de Asensio. Era el momento de dar ese paso adelante que se espera de él en Chamartín. Pero nada más lejos de la realidad. Lleva meses estancado y lejos de la versión que llevó a muchos a apuntar que el balear era el heredero del Balón de Oro.

El media punta suma un gol en Liga y no ve puerta en la competición de la regularidad desde que marcó contra el Espanyol el pasado 22 de septiembre y lo más positivo de Marco este curso fueron los tres goles que anotó ante el Melilla en Copa. En total, Asensio ha marcado solo 6 goles, cinco menos de los que marcó el año pasado en el que no era titular.

Además, sus palabras a principios de curso apuntando que no era él quien tenía que tirar del carro todavía resuenan en Chamartín. No son palabras propias de un crack del Real Madrid. Y menos de uno que pretende ser un peso pesado. 

Toque de atención de Zidane a Marco Asensio

Y no solo eso. El mallorquín es un habitual en los locales de moda de la capital y esta vida social demasiado activa que lleva de puertas para afuera tiene nerviosos a muchos de los responsables. Y Zidane tiene la mosca tras la oreja.

De ahí la suplencia en el choque de este domingo y que no disputara ni un solo minuto contra el Rayo Vallecano. Dos toques de atención de Zizou al jugador, a quien confía en poder recuperar. Pero el galo también sabe que el crack tendrá que poner de su parte, y eso, por el momento, no está ocurriendo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad