El capo que frena el linchamiento de Cristiano Ronaldo en el vestuario del Madrid 

stop

La sequía goleadora del portugués aviva las dudas en el club

Los jugadores del Real Madrid festejan su última victoria contra el Athletic Club | EFE

24 de octubre de 2016 (14:47 CET)

Cuestionado. El Real Madrid volvió a llevarse los tres puntos el pasado domingo. Tras luchar y sufrir mucho en el Santiago Bernabéu frente al Athletic de Bilbao, los hombres de Zinedine Zidane consiguieron marcar in extremis, por lo que el liderato se mantiene en el bolsillo de los madridistas. Sin embargo, la victoria blanca dejó muchas lecturas y el sabor amargo en algunos jugadores.

Cristiano Ronaldo fue el principal señalado al finalizar el partido ante los roji-blancos. Y es que el crack portugués amplió su sequía goleadora y no pudo ayudar a su equipo a avanzarse en el marcador. El luso volvió a dejar mucho que desear sobre el terreno de juego y la figura de líder cada vez se le aleja más. Además, su polémica acción tras el gol de Álvaro Morata pidiendo el fuera de juego también cayó mal entre los merengues.

Viene de largo

La BBC arrancó la temporada en baja forma. Tanto Karim Benzema como Cristiano demostraron que el nivel esperado aún no había llegado. De hecho, la sombra de las lesiones y las molestias les persiguió todo el verano, por lo que en el inicio de campaña no estuvieron al 100%. Los jóvenes recién llegados y Gareth Bale tiraban del equipo, mientras que los teóricos cracks se apresuraban por volver a recuperar su magia. En este sentido, parece que Benzema va recuperándola poco a poco, ante el Athletic marcó aunque no firmó su mejor partido, pero la gran preocupación es Cristiano.

El luso ha activado todas las alarmas tanto en la plana alta del Madrid como en la afición blanca. Los goles no le llegan y las ocasiones que tiene para despuntar no las aprovecha. Especialmente el pasado domingo, se pudo ver a un Ronaldo con falta de confianza y ansiedad que no destaca como lo hacía los años anteriores. De hecho, fue Álvaro Morata el que salió como revulsivo y acabó solucionando el partido.

Esta situación no deja a nadie indiferente. Y es que la incertidumbre y las dudas empiezan a perseguir también a los compañeros de Cristiano dentro del vestuario. La decisión de Zidane de tenerlo sobre el terreno de juego de principio a fin empieza a ser cuestionada. Por ello, uno de los grandes amigos y confidentes del portugués dentro de la plantilla, Marcelo, se ha apresurado en salir a la palestra para romper una lanza a favor del luso. El brasileño, gran defensor de Ronaldo en el cuadro blanco, no lo dudó y habló ante los medios al finalizar el encuentro: "Cristiano quiere marcar. Ayuda mucho en el campo y no solo con goles. Sino con trabajo. Pero es normal, es un goleador y quiere marcar", afirmó el defensa en Movistar . Marcelo, sabedor de que el portugués va perdiendo adeptos, ya ha actuado como capitán para frenar las dudas sobre Cristiano. El mensaje es claro y directo