El bombazo de Mourinho para el mercado de invierno está en el Real Madrid

stop

El entrenador del Manchester United necesita una revolución tras su pronta crisis de resultados

Mourinho aconseja a Luis Enrique que se cargue las tres manzanas podridas del Barça

19 de septiembre de 2016 (20:34 CET)

José Mourinho muestra claros síntomas de desgaste. No queda claro si son problemas personales, la presión de volver a tener a Pep Guardiola como rival o esa sapiencia cada vez más confirmada de que pasará a la historia del fútbol como el eterno malo de la película. El caso es que el bueno de Mou está tocando fondo. Otra vez. Le ocurrió el año pasado en el Chelsea y el año sabático que se ha tomado no parece haberle servido de nada.

Llegó al todopoderoso Manchester United con la arrogancia del que se cree mejor que el resto. Maltratando a jugadores emblemáticos como Bastian Schweinsteiger y a jóvenes como Adnan Januzaj. Desacreditando a su mentor, Louis van Gaal, y pisando a la prensa: limitó el acceso a la rueda de prensa previa al derbi de Manchester. La realidad es que lleva tres partidos seguidos perdiendo y dejando muy malas sensaciones: contra el City, el Feyenord (Europa League) y, nuevamente en la Premier, contra el Watford.

Es por ello que el luso, antes de que la cosa vaya a peor, ya se ha puesto a trabajar en una nueva revolución de fichajes para el mercado de invierno. Y es que Paul Pogba da síntomas de estar muy lejos del jugador que era en la Juventus a pesar de haber costado 105 millones de euros. Tampoco Ibra, aunque haya marcado varios goles, es capaz de dar un salto de calidad al equipo. Pero los grandes señalados son los defensas Daley Blind y Eric Bailly (fichaje suyo este último).

Cracks en Madrid

Para combatir todos estos obuses y salir del pozo, Mou ha puesto en marcha la revolución. Y esta pasa por contratar a dos jugadores que están en Madrid. Uno es Antoine Griezmann, que supondría volver a tirar la casa por la ventana. El otro, y más necesario, es un compañero para Pogba en el centro del campo: Toni Kroos (preferido por edad), Luka Modric (preferido por prestaciones) o Isco Alarcón (el más asequible). El portugués hará todo lo posible por llevarse a uno de los tres cracks blancos.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad