El ataque de celos de Sergio Ramos con un crack del Barça

stop

El defensa del Real Madrid no soporta el éxito de un futbolista internacional azulgrana

Zidane vende a Gareth Bale para salvar a Benzema

20 de septiembre de 2016 (09:46 CET)

Sergio Ramos tiene el ego muy subido y, sobre todo, sigue sin curar su barcelonitis. El héroe de la Décima y la Undécima no ha digerido nada bien que Gerard Piqué, Andrés Iniesta y su compañero Raphael Varane hayan sido los protagonistas de la última campaña publicitaria de Nike. Su obsesión con Piqué, según admiten personas próximas al defensa andaluz, es enfermiza.

Sostiene Sergio Ramos que el Real Madrid es el mejor club del mundo y presume de sus decisivos goles en las últimas dos Champions que ganó el equipo blanco. Estos son sus argumentos para rebatir que el Barça es el equipo de la última década. Y nada le molesta más que le comparen con Gerard Piqué, con quien mantiene una relación muy tensa.

El defensa internacional del Real Madrid, de 30 años, está muy dolido con Nike. La multinacional norteamericana ha apostado por Varane, Iniesta y Piqué en su última campaña publicitaria y el futbolista ha roto las negociaciones para renovar su contrato. Actualmente luce unas botas totalmente negras, sin marca publicitaria visible. Cuentan que son unas botas Adidas.

Ramos ya ha comunicado a Nike que no piensa renovar su alianza y negocia con otras compañías, como Adidas, Puma, Under Armour, New Balance y Joma. Y eso que la marca estadounidense le ofrece 1,5 millones de euros por temporada, más del doble de lo que cobraba en los últimos años (600.000 euros). Se siente maltratado y no soporta la gran apuesta de Nike por Piqué.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad