El as en la manga de Isco para dejar al Real Madrid con cara de tonto  

stop

El malagueño volvió a ser suplente ante la Real Sociedad

El futuro de Isco Alarcón fuera del Real Madrid | EFE

30 de enero de 2017 (18:46 CET)

Volvió a ser suplente. El Real Madrid hizo los deberes el pasado domingo ante la Real Sociedad.

El equipo de Zinedine Zidane espantó a los fantasmas y encontró la comunión con la afición blanca.

Ahora bien, una vez más lo hizo sin Isco Alarcón en el once titular. El malagueño volvió a ser suplente, aunque Zizou le dio entrada en la recta final del duelo.

Un pez que se muerde la cola

Durante el primer tramo de temporada, las lesiones acecharon al cuadro merengue; los centrocampistas titulares fueron directos a la enfermería, por lo que el galo tuvo que echar mano de los teóricos suplentes.

Para sorpresa de muchos, Isco fue el nuevo mimado de Zizou. El andaluz le ganó la partida a su competidor directo, James Rodríguez. El gran fichaje de Florentino Pérez siguió calentando banquillo, mientras que Alarcón firmaba su resurgir.

Sin embargo, cuando los grandes indiscutibles regresaron a la convocatoria, el protagonismo del malagueño cayó en picado. Modric y Casemiro son intocables para Zidane, por lo que solo queda una plaza por sortear.

Ante esta situación, Mateo Kovacic ha pisado el acelerador. Y es que la tercera vacante se divide entre el croata y Toni Kroos. No hay lugar para Isco en el once de gala.

Por su parte, Alarcón no ha sabido encajar de la mejor manera este cambio de tornas. Bien acostumbrado al protagonismo de los primeros partidos, Alarcón ha bajado los brazos. Ya no desprende las ganas y el hambre del inicio.

Un futuro incierto

Todo esto ha generado un bucle ante el que se prevé difícil solución. Zidane quiere seguir contando con Isco, aunque no puede pujar por él si no recupera su mejor versión.

Florentino Pérez no quiere ceder y renovarle con una mejora considerable, ya que no tiene continuidad en el once de Zizou.

Y por su parte, Alarcón no desea estar en un equipo en el que no pueda lucirse.

En definitiva, Isco ha abierto las puertas y se deja querer por otros peces gordos. Al parecer, el Manchester City es el gran pretendiente.

Pep Guardiola quiere un director de orquestra para su proyecto, por lo que el andaluz entra dentro de sus planes. Eso sí, siempre y cuando no renueve en el Madrid. Por decidir. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad