Ejecutivos del Real Madrid intentan frenar la última locura de Florentino Pérez en el mercado de fichajes 

stop

El nuevo capricho del presidente divide la plana mayor

El secreto entre Florentino Pérez y Zidane | EFE

14 de octubre de 2016 (13:01 CET)

Entre ceja y ceja. El Real Madrid cerró el pasado mercado de fichajes con el marcador a cero. Más allá del regreso de canteranos como Álvaro Morata o Marco Asensio, Florentino Pérez no logró cerrar ningún bombazo. Y es que el golpe de talonario se había convertido en la estrategia de moda en el club blanco. Sin embargo, en verano nada salió como se esperaban y los grandes cracks no llegaron. Florentino y Zinedine Zidane se apresuraron a afirmar que no ataban a ninguna nueva figura, ya que tenían un auténtico 'plantillón', aunque la realidad es que ahora se echan de menos ciertos refuerzos.

Por ello, ni la secretaría técnica ni el mandamás merengue pierden pista del mercado, ya que la idea es poder atar a alguna perla cuanto antes. La entidad madridista confía en que la FIFA les levante la sanción, por lo que el radar está activado. De hecho, más allá de la secretaría técnica, es el magnate madrileño el que hace y deshace a su libre albedrío.

Unas veces acierta, mientras que en otras ocasiones mete la pata hasta el fondo. El último gran chasco de Florentino vino de la mano de Martín Odegaard. El centrocampista noruego llegaba como una gran promesa, por lo que la apuesta del mandamás del Madrid fue considerable. Tres millones de euros por el traspaso y un sueldo de jugador de primera plantilla fue lo desembolsado. Sin embargo, la sorpresa no ha llegado a brillar y el joven se mantiene en el Castilla con un rendimiento más que tímido.

Un nuevo Odegaard apunta a Valdebebas

Mientras, el magnate madrileño parece no haber aprendido la lección y ya le ha echado el ojo a un 'nuevo Odegaard'. Vincent Thill es el nombre de un joven futbolista de Luxemburgo que podría convertirse en el nuevo refuerzo para la cantera blanca. El luxemburgués, de 16 años, tiene unas características muy parecidas a Martín, por lo que se dice que será el nuevo Odeegard de Valdebebas.

Frente a ello, la cúpula directiva del Madrid ya mueve los hilos para que el último capricho de Florentino quede en papel mojado. Como si de un deja vú se tratase, los responsables merengues no quieren que se repita la misma historia. Por ello, si la FIFA decide no sancionar al club madridista, la plana mayor intentará frenar la llegada de la joven promesa

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad